“Había más riqueza en las asambleas que en cualquier tertulia periodística”

1
305

Zonaretiro.com.- Entrevistamos a Adriano Morán (1978, Ponferrada), director del documental sobre el movimiento del 15M ‘#ACAMPADASOL’ y responsable del área audiovisual del periódico digital La Información. Mientras el periodismo generalista sufría jaquecas contínuas cada vez que intentaba explicar lo que sucedía en la Puerta del Sol, Morán y su equipo han conseguido con relativa facilidad resumir todo su significado en menos de 60 minutos. Sin grandes pretensiones y tan solo dos pequeñas cámaras, ‘#ACAMPADASOL’ informa tanto como emociona, y recoge el manifiesto de decenas de personas que vivieron y participaron en, quizá, la mayor revolución social de la historia de la Democracia. Ahora, tras mover el documental por toda la red, se preparan para dar el salto a la pequeña y la gran pantalla. Estas han sido sus armas:

Como periodista, ¿qué sentiste cuando te enteraste de que un grupo de personas tenía la intención de ocupar la Puerta del Sol?

No lo percibí como algo importante, tardé un par de días en entender la trascendencia del tema.

¿Cuánto tardaste en ir con la cámara a cubrirlo y qué fue el detonante de esa decisión?

Fuimos el día 17, hasta que la policía no los intentó desalojar la segunda noche había más periodistas que manifestantes. El detonante fue el intento de desalojo que hizo que las redes sociales empezasen a arder con el tema. Se hizo evidente que ese día algo iba a cambiar, así que allí fuimos.

¿Qué te ha parecido la cobertura de los medios generalistas del movimiento?

Mediocre al principio, correcta en los días fuertes y deficiente a partir de las elecciones del día 22.

¿En qué crees que se diferencia tu documental del resto de coberturas?

En el trabajo de campo: Que yo sepa nadie tiene más horas de grabación pertinente in situ. Quizá también en que desde el principio decidimos que nos ceñiríamos a lo que allí sucedía. Sin prestar atención ni dar voz a opinadores profesionales oportunistas que ni siquiera se pasaban por allí. Ni a supuestos intelectuales del movimiento que, a mi parecer, sólo intentan robar la opinión a los que no desean expresarla en según qué foros. Todos los que salen en nuestro trabajo conocen la acampada de primera mano y han informado o contribuido de alguna forma a que existiera.

Desde el inicio de este movimiento, se ha recalcado y mucho su mala relación con la prensa… ¿cómo has vivido personalmente esa ‘mala relación’? ¿Llegaste a discutir con alguien?

Sí, muchas veces. Personalmente me parece un error muy grave. No hay libertad de ningún tipo sin prensa libre y nos resultaba muy difícil conseguir entrevistas. Nosotros (con nosotros me refiero a Laura Pintos, Laura Albor, David Tesouro y servidor) afortunadamente tuvimos tiempo para establecer relaciones de confianza que finalmente fructificaron, pero no suele ser el caso de la profesión. Esas trabas conducen a la desinformación. Por otra parte, se entiende las reticencias que pueden tener: últimamente la profesión da entre risa y pena.

¿Crees que este documental ha ayudado a acercar a la profesión al movimiento?

No lo sé, habría que preguntárselo a la profesión. Lo único que se pretendía es ser muy exhaustivos, metódicos y, también, exquisitos con el montaje para lograr cierta emoción, que también es información. De ahí a lograr esa influencia, va un trecho que además es muy difícil salvar desde internet.

¿Cuál ha sido para ti el momento más emotivo de todo el rodaje? ¿Y el más duro?

Las asambleas del final, cuando estaba claro que podía suceder cualquier accidente o ataque grave, y no se llegaba a ningún consenso. Emotivo ninguno en concreto, hay bastantes. Me quedaría con cualquier mañana de la primera semana en la que gente de todo tipo se acercaba allí a hablar y a discutir. Había más riqueza en esos corros que en cualquier tertulia periodística.

¿Hasta qué punto se improvisa en este tipo de coberturas?

Bueno, se improvisan del todo, la información era muy confusa y había demasiadas fuentes. Básicamente, al ser nosotros un equipo muy pequeño, hay que estar dispuesto a trabajar 24 horas al día 7 días a la semana.

En lo personal, dinos dos momentos o declaraciones de #acampadasol que no olvidarás jamás.

“España no está rota, usted y yo estamos hablando”

“Surgirá un cine y una literatura que no se explicaría sin esto y la reconoceremos perfectamente”

En los aspectos técnicos ¿qué tipo de cámara y objetivo utilizaste? ¿Por qué?

Utilizamos una Canon 7D y una 5D. Son baratas, pequeñas y nos dan una estética cinematográfica muy interesante. Los objetivos, un 24-105 de Canon y un par de ópitcas de 50 años cada una: Un super takumar 50mm f1.4 y un 35mm f2. Estos últimos dan una textura impresionante a las imágenes.

De cara al futuro ¿Qué crees que debería pasar con el movimiento 15M? ¿En qué dirección debería ir?

No lo sé, yo me limito a contarlo. Pero me permito la licencia de decir que me gustaría que continuase. Nos ha hecho pensar, cosa que parecía imposible.

— · —

Especial completo en Lainformacion.com:
especiales.lainformacion.com/​espana/​documental15m/​

Compartir

1 Comentario

  1. ¡Buen enlace MDF!, lo guardo para investigar.
    ¡Ah! y del nº de profes recortados que das, posiblemente ese es sólo de la comunidad de Madrid (lo llevan con mucho ocultamiento el tema de cifras)

Deja un comentario