El #19j aúna a más de 150.000 ‘indignados’ frente al Congreso

0
167

P. Horrillo.- Ni los más optimistas habían imaginado una movilización ciudadana como la vivida este domingo en muchas ciudades españolas. Los vecinos de Madrid, a diferencia del resto de convocatorias del #19j, tomaron las calles desde primera hora de la mañana. La “Coordinadora de Barrios y Pueblos en Lucha” fue la que hizo un llamamiento a los ciudadanos, y plataformas como “Democracia real YA” (convocante de la manifestación del pasado 15 de mayo), o la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) secundaron la iniciativa.

El eslógan de los organizadores era “Caminemos juntos contra la crisis y el capital”, aunque #DRY aprovechó para difundir información concreta sobre las nefastas implicaciones de la firma del conocido “Pacto del euro” para la ciudadanía, y la FRAVM puso de manifiesto el peligro de los recortes sociales en sanidad y educación. Seis ramales salieron a primera hora de la mañana desde sus respectivos orígenes (norte, noreste, este, sureste, suroeste y oeste) con el objetivo puesto en la Plaza de Neptuno, el lugar más cercano a la Plaza de las Cortes al que se podría acceder para elevar la protesta.

Los vecinos de la asamblea del barrio de la Guindalera, en el distrito de Salamana, decidieron juntarse en la Plaza de San Cayetano a las 11 h. Desde allí partió su marcha con unas 150 personas recorriendo la calle Cartagena en dirección a la Avenida de América y al compás de consignas que, en ocasiones, eran apoyadas por el claxon de algunos coches que circulaban en sentido contrario a la manifestación. Al llegar al límite del barrio, los vecinos de Guindalera se han fundido con las miles de personas que ya estaban cerca del intercambiador esperando para configurar el ramal noreste y empezar a recorrer la calle de María de Molina en dirección hacia el Paseo de la Castellana.

publicidad

Uno de los momentos más emotivos se produjo en la Plaza de Gregorio Marañón, cuando el ramal que venía del noreste se unió al que venía del norte. Más de 30.000 personas formaban una marea humana que recorrió el Paseo de la Castellana pasando por la Plaza de Colón primero, la Plaza de Cibeles después, para finalmente llegar a la Plaza de Neptuno y juntarse allí con el resto de manifestantes del resto de pueblos y barrios de Madrid. Resultó llamativa la presencia de decenas de ciclistas y patinadores que acompañaron en todo momento a los manifestantes, adelantándose por las calles y volviendo a la cabecera cada vez.

Una vez en Neptuno, los manifestantes han podido comprobar cómo decenas de miles de madrileños (150.000 según estimaron los convocantes) llenaban, no sólo la plaza, sino las calles que confluían en ella. Todas, a excepción de la Carrera de San Jerónimo, que estaba cortada y flanqueada por decenas de agentes de la Policía Nacional. La imposibilidad de llegar a las escaleras del Congreso de los diputados no impidió que los manifestantes gritaran a una las consignas que se llevan escuchando durante el último mes: “Que no nos representan”, “Esta crisis no la pagamos”, “Lo llaman democracia y no lo es”… Además de una petición de “Huelga general” en los próximos meses.

A partir de las 15 h. los ciudadanos se empezaron a dispersar y un grupo más reducido de manifestantes se dirigió, unas horas más tarde, hacia la Puerta del Sol, donde se realizó una asamblea general a las 20 h. Este diario no ha tenido constancia de ningún incidente producido ni por por manifestantes ni por policías al cierre de esta edición.

Fotos: Zonaretiro.com

Compartir

Deja un comentario