Medicina deportiva o cómo ejercitar los músculos de nuestro corazón

0
438

L. Torres.- El ejercicio físico disminuye la mortalidad en un 20% y la morbilidad -o su tasa de afectados por estas enfermedades- en un 50%. Por ello, el deporte y los cuidados médicos deben ir de la mano. Así lo consideran al menos en el Reebok Sports Club de Serrano 61, donde ofrecen un Programa de Rehabilitación Cardiaca (PRC) para que los pacientes obtengan una mejor calidad de vida.

Se trata de un ciclo progresivo de ejercicios de ocho semanas para mejorar la forma física y la capacidad funcional, con actividades que ayudan al paciente a modificar su estilo de vida y sus posibles hábitos insaludables para así controlar el estrés y la ansiedad, preparándole para su vuelta al trabajo.

Para lograrlo, el centro pone a disposición del paciente un equipo de profesionales formado por un cardiólogo, un médico deportivo, un fisioterapeuta -que se encarga del entrenamiento físico-, un enfermero, un psicólogo y un nutricionista.

Por todo ello, este programa desarrollado por el Centro Médico del Deporte OHP (Optimal Health & Performance) -que se puede realizar en el gimnasio del centro comercial ABC Serrano-, es un programa revolucionario y pionero en España que, tras años de éxito en otros países, llega a Madrid dirigido a todos aquellos que hayan sufrido una dolencia cardiaca.

La responsable del área de Medicina del Centro Médico-OHP, la doctora Núñez Martí, ha explicado a Zonaretiro que el objetivo del programa “es el paciente cardiológico y su recuperación”.

Así, y dado que “cada paciente es distinto”, como recuerda el responsable de Cardiología del mismo centro, el doctor Valeriano Sosa, “se incide en los aspectos más importantes de cada uno de ellos de forma personal” ya que “no es lo mismo una persona propensa a la obesidad que alguien con un problema de tabaquismo”.

Pacientes con y sin patologías

Este innovador programa, que logra la rehabilitación cardiaca y la prevención de la enfermedad cardiovascular, no solamente va dirigido a pacientes cardiópatas (fundamentalmente coronarios, pero también con insuficiencia cardiaca, arritmias, transplante cardiaco y otras) sino que también está destinado a personas sin patología aparente, que cuenten con importantes factores de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Para unos y otros, este programa dispone de la tecnología más avanzada en materia de recuperación, lo que hace que el entrenamiento físico del paciente, “además de eficaz, sea seguro”, según los profesionales que lo llevan a cabo.

Ilustración: Patri Tezanos (Zonaretiro.com)

Compartir

Deja un comentario