Tendencias en el mercado inmobiliario madrileño

0
307

F. Mollá.- Si ya el sector inmobiliario daba signos de mejora en 2016, 2017 será el año definitivo de la recuperación, según distintos estudios de consultoras especializadas o escuelas de negocio.

De nuevo comprar una casa vuelve a ser un valor seguro y existen, además, muchas viviendas de bancos que están a muy buen precio y resultan una muy buena opción para todos aquellos que estén buscando invertir en el sector inmobiliario.

Madrid, junto a Barcelona, es la ciudad en la que el mercado está tomando mayor impulso. Caracterizada por la rehabilitación de edificios en zonas céntricas durante los años de la crisis, actualmente Madrid vuelve a crecer. Un ejemplo es la zona de Valdebebas, Las Tablas o el Cañaveral, donde las viviendas de obra nueva vuelven a aflorar y muchos jóvenes que quieren comprar casa lo hacen allí.

Sin embargo, si algo ha traído consigo la crisis ha sido una reflexión global, tanto de las inmobiliarias, los dueños o propietarios y los compradores o arrendatarios. Son estos últimos quienes están notando el cambio de tendencia en el mercado, dando mayor protagonismo a los alquileres. De hecho, a principios de año, un portal de búsqueda de pisos publicaba un estudio en el que decía que tanto la capital como la ciudad condal se encontraban en máximos históricos. El alquiler en Madrid habría subido un 15,6%. Mientras que en España el metro cuadrado rondaba en 2016 los 8€, en Madrid estaba a 14,4%, señalaba también este mismo estudio.

Podemos entender que este repunte del alquiler en Madrid va a continuar dándose durante 2017, pero a esto, los expertos le añaden también el crecimiento de la obra nueva, tras tantos años de parón.

Así pues, se prevé un ligero aumento en el precio, del 3%, lo que provoca que muchos inversores se vuelvan a interesar, tanto por el sector residencial, como por locales comerciales en nuevas zonas, u otro tipo de inmuebles.

Y junto a las nuevas zonas residenciales, barrios tradicionales como Embajadores o Méndez Álvaro viven su etapa dorada. Si bien el primero ya se había impulsado con la presencia de las nuevas oficinas de Repsol, ahora, pasada la crisis y explotada la burbuja, vuelve a cobrar importancia, contagiando zonas cercanas como Legazpi y todo el área que rodea al Matadero y a todo el paseo de Madrid Río.

Estos barrios se están convirtiendo en zonas residenciales dentro del núcleo de Madrid, con piscina y jardines y empiezan a competir con el Pau de Vallecas, Las Tablas o, incluso, Boadilla del Monte.

También la zona de Retiro presenta una interesante oferta inmobiliaria que está atrayendo a muchas familias jóvenes y reteniéndolas en el centro.

El resurgir del sector inmobiliario ha hecho, además, que las condiciones de financiación puedan ser más accesibles y convenientes. Según el INE, a finales del año pasado, se otorgaron, aproximadamente, 25.000 préstamos, representando un incremento del 32% respecto al año anterior. Es Madrid, junto con Cataluña o Andalucía, la comunidad que lidera estas cifras y que nos da una pista de cómo seguirá transcurriendo el 2017 en el terreno inmobiliario.

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario