Nos vamos de puente a La Palma

0
205
Puerto Naos - Autor: Van Marty

¡Los puentes están hechos para vivirlos y disfrutarlos! La Palma, en las islas Canarias, es un destino ideal para ello porque te ofrece de todo para vivir intensamente esas mini vacaciones.

Te mostramos aquí algunos de los planes que hacen posible que La Palma sea un destino apropiado para ello. Podrás disfrutar de la isla en familia, con tu pareja, con amigos o solo, sin prisas, con sosiego. Te lo aseguramos: acabarás diciendo “Quiero volver a La Palma… con más tiempo”.

Recorre sus senderos

708 kilómetros de senderos de todo tipo que te llevan a rincones bonitos, únicos y asombrosos. Unos a zonas de tupida vegetación como el Cubo de La Galga. Otros por volcanes, como desde Los Canarios hasta el faro de Fuencaliente. Otro por la costa, como puede ser bajar al Mirador de la Cruz de la Reina en Puntagorda ¿Lo mejor de todo? Senderos para todo tipo de preparación física, para aventureros, familias, personas menos aventureras… Conecta con la naturaleza pura de la isla.

Un paseo en piragua

Una isla tiene mar y hay que disfrutar del mar. No sólo en la playa sino también haciendo alguna actividad, como puede ser un paseo en piragua para admirar la costa desde lejos…pero no tanto.

Hazte amigo de las estrellas

publicidad

La Palma alberga uno de los mejores observatorios astrofísicos del mundo. No es para menos… Cuando estés en la isla y levantes la vista al cielo por la noche, verás por qué. Aléjate de las zonas más pobladas y dirige la vista hacia arriba. Cuenta las estrellas que ves y disfruta de la paz y el sosiego. O, también, duerme bajo un techo de estrellas en alguna de las zonas de acampada que La Palma te ofrece. El Mirador del Monumento al Infinito, el Mirador del Barranco del Carmen, el Mirador de San Bartolomé son algunos de ellos.

Vive aventuras

La Palma destaca por su oferta de actividades al aire libre. Rutas en bici, rutas en quad, parque multiaventura, paseos en piraguas, buceo, parapente… son algunas de las aventuras que ofrece La Isla Bonita.

A la playa

La Palma cuenta con bonitas playas de arena negra que destacan, sobre todo, por no ser masificadas. Incluso podrás llegar a tener la sensación de que estás tú solo en la playa. ¿Tentador, verdad? Nogales, la Veta, Los Cancajos, Bajamar, Echentive… son algunas de ellas. Pero La Palma también tiene una oferta de baño única: sus piscinas naturales entre rocas, tales como el Charco Azul o la Fajana.

Deleita tu paladar con un menú palmero

De entrante, queso asado con mojo. De primero, sopa de picadillo. De segundo, carne de cochino con papas arrugadas. De postre, Bienmesabe. Para beber, un vino tinto, pero que sea de La Palma. Y no te olvides de la fruta, esa fruta que se cultiva en la propia isla y que tiene un sabor muy especial. ¡Buen apetito!

Patrimonio con historia

Iglesias con retablos barrocos, pinturas y esculturas flamencas tales como Iglesia de Nuestra Señora de Candelaria en Tijarafe, Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves en Santa Cruz de La Palma. Casonas con patios centrales, balcones de madera; casas rurales de piedra, con aljibes, especialmente por la zona norte. El patrimonio arquitectónico de La Palma es muy rico y cuenta con edificaciones que esconden entre sus piedras leyendas, historias, eventos… Si hablar pudieran… cuánto nos contarían.

Paseos

Simplemente eso… pasea. Pasea al atardecer por los núcleos costeros. Durante la noche, por los centros urbanos. Por la tarde y por la mañana, por los pueblecitos. No te olvides de los mercadillos del agricultor y los mercados… entrarás en #ModoLaPalma de inmediato.

De shopping

Toda visita bien merece llevarse un recuerdo. ¿Qué es un lugar si no nos vamos de compras? Puedes optar desde productos gastronómicos tales como el vino, el queso, las rapaduras, los almendrados hasta artesanía (seda, cerámica, puros, cestas…) y, cómo no, perderte en las bonitas tiendas que encontrarás en la isla.

Compartir

Deja un comentario