10 motivos para querer volver a La Palma

0
402
Fotografía: Damián Martín Brito

Camina por La Palma

Fotografía: Van Marty
Fotografía: Van Marty

708 kilómetros atravesados por senderos de todo tipo: largos, cortos; difíciles, fáciles …Caminos que te llevan a rincones fascinantes y sorprendentes. Unos por áreas de frondosa vegetación. Otros bajo altos pinos o costas acantiladas. Los hay que te llevan a través de volcanes, por altas cumbres o, incluso, al interior de una “caldera”.

Siéntete marinero por un rato

Fotografía Promotour
Fotografía Promotour

Desde el Puerto de Tazacorte salen embarcaciones que te ofrecen un paseo admirando la costa de Tijarafe y Tazacorte. Un momento único que se ve rematado con una Cueva Bonita. Prepárate a exclamar un “mira, mira, mira…uno por allí” y “mira éste por aquí…” Son los peces voladores o los delfines que custodiarán tu embarcación.

Una estrella fugaz…un deseo

Fotografía: Van Marty
Fotografía: Van Marty

La Palma tiene un papel muy importante en el mundo de la astronomía. Normal… su cielo nocturno es toda una lección al aire libre de la ciencia que estudia las estrellas y los planetas. Aléjate de las zonas más iluminadas y disfruta de lo que la oscuridad de la noche te ofrece. Y, recuerda: con cada estrella fugaz, un deseo.

Descansa en una playa de arena negra

Fotografía: Dominic Dahncke
Fotografía: Dominic Dahncke

Haz castillos de arena negra con tus hijos o sobrinos. Duerme la siesta sobre tu toalla en la arena negra o termina ese apasionante libro. O si lo prefieres, date un chapuzón en una improvisada piscina natural entre las rocas que la naturaleza, de forma caprichosa, allí ha esculpido.

Conecta con la naturaleza

Fotografía: J Ponce de León
Fotografía: J Ponce de León

Duerme la siesta bajo un pino. Pasa unos minutos ante el abismo de un cráter o admirando un barranco profundo y escarpado… Conecta con la naturaleza de La Palma, embriágate de su perfume y escucha el mensaje que tiene para ti.

Para el coche y apéate

Fotografía: P. Fernández
Fotografía: P. Fernández

Recorriendo la isla en coche no podrás evitar que te suceda lo siguiente: sentirás ganas de pararlo, apearte y disfrutar de lo que ves, tocas, escuchas y, hueles. Sentirás ganas de pasear un poco para impregnarte de la magia de la zona. Deja atrás las prisas y el “vamos, vamos”. En La Palma no se conocen esas palabras.

Mima tu paladar con un menú palmero

Fotografía: Damián Martín Brito
Fotografía: Damián Martín Brito

Para empezar, unos chicharrones o un queso asado con mojo. Continuamos con una sopa de picadillo y, de segundo, una vieja con papas arrugadas y mojo verde o una carne de cochino con papas arrugadas y mojo rojo. De postre, un quesillo, por favor. Para beber, un vino tinto o un albillo de La Palma. ¡Buen apetito!

Muros con historia

Fotografía de Jose Lourido
Fotografía de Jose Lourido

Iglesias con espectaculares retablos barrocos, tallas flamencas. Casas señoriales con balcones de madera. Casas rurales con tejados de dos y cuatro aguas y la aljibe en medio. El patrimonio arquitectónico, histórico-artístico de La Palma encierra leyendas, historias, eventos… Si hablar pudieran… nos deleitarían con sus palabras e historias.

Diviértete en fiestas populares

Fotografía: Saúl Santos
Fotografía: Saúl Santos

Las fiestas populares son una mezcla de sabor, tradición y diversión. Diviértete en fiestas populares de La Palma tales como Los Indianos (lunes de carnaval), El Diablo (madrugada del 8 de septiembre), caballos Fufos (Tazacorte, septiembre)… y las divertidas romerías que en verano se suceden de pueblo en pueblo.

Entrénate al aire libre….todo el año

Fotografía: Turismo de La Palma
Fotografía: Turismo de La Palma

¿Te imaginas un lugar en el que puedes entrenarte al aire libre todo el año? Un lugar en el que puedes correr por la montaña, ir en bici… para prepararte para tus desafíos del año en trailrunning o en carreras de bici… Pues ese lugar es La Palma. Un auténtico “campo de entrenamiento” al aire libre todo el año. ¡Vaammosss!

Compartir

Deja un comentario