Imposible vivir junto al Palacio de Deportes

2

I. Martínez.- Es imposible vivir junto al Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, cuyo uso es un despropósito. Sólo nos deja basura, ruido y molestias. Claro que de él sólo se busca una cuenta de resultados que, de forma prioritaria, se antepone en favor de la entidad que explota el Palacio: Madrid, Deportes y Espectáculos, S.A. a costa de “lo que sea”.

Es un paradigma claro de que los ciudadanos les importamos muy poco o nada a la hora de la verdad a los políticos. No nos preguntan, actúan sin valorar los derechos en juego.

<i>Imposible vivir junto al Palacio de Deportes</i> basura

Debíamos de solicitar una entrevista con Esperanza Aguirre, representante máxima de la la Comunidad de Madrid, propietaria del Palacio y contarle de forma pormenorizada estas cosas, que estoy seguro ignora porque se las ocultan, por el arrendatario del mismo -Madrid, Deportes y Espectáculos, S.A.

Vivo en un edificio colindante y limítrofe con el Palacio. Un edificio que sufre vibraciones por las ondas causadas por el volumen de la música, que deterioran el mismo con fisuras en las paredes. Incluso llegó a moverse físicamente causando mareos a los que vivimos, asimilándose sus efectos a movimientos sísmicos.

Nos hicieron pruebas y un estudio con motivo de un concierto que lo detectó, sin que hayan tomado medidas que sepamos al respecto.

<i>Imposible vivir junto al Palacio de Deportes</i> palacioEn otro orden de cosas, el aire acondicionado – frío/calor- del Palacio causa ruidos que te obligan a cerrar las ventanas causado por las instalaciones de las enfriadoras, que fueron denunciadas a Medioambiente del Ayuntamiento de Madrid- en 2008- y que, sepamos, hasta la fecha no se han rectificado con la insonorización correspondiente.

La reiteración de actos ha degradado la calidad residencial del barrio, siendo numerosos los ejemplos que te podría dar de tal manera que habría que estar todos los días llamando a las autoridades competentes por incumplimientos múltiples por toda la cantidad de contratas y subcontratas que instalan y desistalan en la plaza de Dalí, Palacio de los Deportes, etc., que hacen en muchos momentos muy difícil disfrutar del barrio.

Cuando prima el beneficio de la explotación, se mira para otro lado.

Foto: Zonaretiro.com

750x200

2 comentarios

  1. ¡Que lejos están ya los tiempos en que yo era un niño y el Palacio de los Deportes era “de verdad de deportes”!; había ping-pong en las instalaciones que daban a la calle de Goya, esgrima en las que daban a la calle Jorge Juan, incluso por las tardes iban grupos de mayores a hacer gimnasia de mantenimiento. Seguro que muchos recordarán los “Seis días ciclistas de Madrid” que tenían lugar en el velódromo interior y que se celebraban todos los años, ó el “Holiday on ice” que hacían todos los inviernos. Lo único que se salía de lo estrictamente deportivo era el circo que venía todos los años y que despertaba ilusiones en los niños de aquella época. Es una pena pero aquello ya pasó a la historia.

    Votar: Thumb up 4 Thumb down 0

  2. Es lamentable como se defrauda una zona del centro por puro mercantilismo y como se pasa de lis ciudadanos y sus quejas

    Votar: Thumb up 1 Thumb down 0

Deja un comentario