El Retiro reabre este sábado tras dos semanas cerrado

0
84

L. Torres.- El Parque del Retiro ha reabierto al público este sábado 7 de abril, tras los 14 días que ha permanecido cerrado por labores de revisión y mantenimiento, después que la caída de un árbol provocara la muerte de un niño de cuatro años.

El temporal de lluvias y vientos de marzo ha derribado 2.170 árboles en toda la ciudad, que cuenta con unos 2 millones de árboles de conservación municipal.

Todavía hay zonas cerradas al público

La apertura del Retiro se ha realizado con zonas balizadas, donde continúan los trabajos y hay árboles marcados para seguimiento, y dos puertas permanecerán cerradas, Herrero Palacios y Hernani.

publicidad

Desde el 1 de marzo hasta el 5 de abril, la lluvia y el viento han causado la pérdida de ramas grandes en 31 ejemplares, han derribado o tronchado 28 árboles y, además han movido otros 82, de los que 71 han sido talados para eliminar el riesgo y otros 11 están pendientes de ser apeados y sus perímetros han sido balizados de cara a la apertura del parque.

Además, 52 han quedado bajo revisión para comprobar su evolución y también permanecerán balizados. Solo desde el fin de semana del 24 de marzo, cuando tuvo lugar el desgraciado accidente que provocó la muerte de un niño de 4 años, 16 árboles han sido volcados y 42 retirados por haber perdido la estabilidad. El Ayuntamiento solicita a la ciudadanía que acuda al parque que respete las zonas señalizadas y las indicaciones del personal.

En el conjunto de la ciudad, teniendo en cuenta todos los parques así como el arbolado de alineación, se han producido 2.170 derribos, la caída de 696 ramas de gran porte y 468 ejemplares han quedado dañados (326 han sido retirados, 57 enderezados y 85 han quedado en revisión). Los parques han sido las zonas más afectadas, especialmente los históricos, en los que las tormentas han producido 123 vuelcos y han resultado dañados otros 144, de los que 142 han sido apeados.

Más caída de árboles que de ramas

La mayoría de las incidencias han sido por caída de árboles enteros por el viento en vez de caída de ramas, como es habitual. Por ejemplo, en los parques históricos el porcentaje de ramas sobre el total de árboles afectados en el mes de marzo ha sido del 24%. Este hecho se debe a las características meteorológicas que han producido las incidencias: fuertes vientos acompañados de un periodo prolongado de lluvias. Las precipitaciones han hecho perder la cohesión del suelo, por lo que el anclaje de los árboles ha fallado antes aún de empezar a perder ramas, que es lo habitual. De hecho, el porcentaje de ramas caídas se ha ido reduciendo en cada temporal, pues el suelo ha ido acumulando humedad.

Por especies, en el conjunto de la ciudad, la más afectada ha sido el pino piñonero, con un 22%, porcentaje que aumenta hasta el 36% si se tienen todos los pinos y hasta el 61% al considerar todas las especies de coníferas. Estos porcentajes son lógicos teniendo en cuenta que estas especies cuentan con ramas con follaje en invierno, lo que ofrece mayor resistencia al viento y, por tanto, el árbol soporta empujes mayores que si las ramas estuvieran desnudas.

Situación meteorológica

El mes de marzo ha sido especialmente lluvioso en España. En concreto, en la estación del Retiro solo en marzo se acumularon 261,1 milímetros, frente a los 105,9 de la serie histórica 2004-2014. Estas lluvias han llegado justo después de un periodo muy prolongado de sequía de unos 5 años y de un año hidrológico que estaba haciendo saltar las alarmas por falta de precipitaciones.

En cuanto al viento, se han registrado rachas máximas absolutas superiores a las de la última serie histórica, 2004-2014, con hasta 84 kilómetros por horas y la velocidad media del viento también ha sido superior, pasando de 9,6 kilómetros por hora a 7,5. No obstante, las rachas máximas medias han sido inferiores.

Destacan en marzo tres temporales diferentes, del 1 al 2 de marzo, del 11 al 12, y del 23 al 25 de marzo. La acumulación de estas condiciones adversas ha hecho, asimismo, que los efectos de cada tormenta hayan sido cada vez más prolongados en el tiempo y se sigan encontrando árboles desestabilizados durante más días.

Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.