Lissavetzky denuncia “dejadez” en la conservación del eje Prado-Recoletos

0
161

P. Rodríguez.- El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha vuelto a pedir que se peatonalice una parte del eje Prado-Recoletos los fines de semana, mientras no se reordene el tráfico según lo previsto en el Plan Especial de 2008. Tras visitar la zona, ha denunciado el mal estado de los paseos del Prado y Recoletos, ha lamentado el mal estado del paisaje urbano y ha criticado la “dejadez” del gobierno de Ana Botella para cuidar una zona muy transitada por los turistas.

En este vídeo promocional del Ayuntamiento se ve cómo quedaría el eje Prado-Recoletos, tras su reforma y reordenación del tráfico para dar más espacio al peatón:

Pero ninguna de estas medidas se han llevado a cabo en los últimos tres años y medio. Por ello, tras recordar que ha estado paralizado “principalmente por el enfrentamiento entre Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre”, Lissavetzky ha denunciando, que, aún no llevándose a cabo este plan, deberían haberse acometido “acciones ligadas a la mejora del medio ambiente o la calidad del aire”.

publicidad

“Ni se ha cuidado el mobiliario urbano, ni se han acondicionado el pavimento o los accesos a los museos de esta zona tan emblemática de Madrid”, ha criticado.

“De hecho nos consta que mucha gente cruza por medio de la vía para acceder a algunos emplazamientos turísticos, como los museos, con el consabido peligro que ello supone, porque no hay pasos de peatones cercanos para acceder”, ha asegurado.

Botella paraliza el plan

Pero esta reforma propuesta por Gallardón no volverá a proponerse siendo Botella alcaldesa, para contento de Esperanza Aguirre. El equipo de Botella dijo en verano de 2011 que “no se plantea” seguir adelante con este proyecto al que se oponía la presidenta de la región ahora que la colaboración entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid va a ser “total”.

La Comunidad de Madrid paralizó en verano de 2011, mediante la fórmula del silencio administrativo, la reforma del eje al considerar que no cumple las normas de protección medioambiental que debe. La Comunidad de Madrid optó por expresar su rechazo al proyecto que presentó el Ayuntamiento en octubre de 2010 aplicando el silencio administrativo, una opción posible ya que se trata de un Bien de Interés Cultural (BIC).

La Comunidad tenía un plazo de cinco meses para pronunciarse sobre el proyecto, que finalizó en abril de 2011, y al no contestar, “no se podrá ejecutar”, precisó entonces la Consejería.

El vicepresidente advirtió de que la Comunidad debe velar por que se cumplan las exigencias contenidas en la declaración de Bien de Interés Cultural del eje Prado-Recoletos, que se aprobó en 1999 y que recogía “un altísimo grado de protección” y una serie de exigencias medioambientales y de protección del patrimonio que se deben salvaguardar con “las limitaciones y en los términos” establecidos.

Destacó asimismo que en el proyecto del Ayuntamiento hay extremos de la declaración de BIC “que se tocan y se tienen que resolver”, pues de lo contrario -advirtió- el plan municipal “no se podrá ejecutar”.

Fotos: Maradentro (Flickr) y Ayuntamiento de Madrid

Compartir

Deja un comentario