El nuevo ‘Windsor’ de Castellana abrirá sus puertas antes de fin de año

0
255

P. Rodríguez.- Ya queda poco. El nuevo centro de El Corte Inglés en el Paseo de la Castellana, ubicado en el solar del antiguo edificio Windsor, estará operativo antes de que termine el 2011, según ha publicado la agencia de noticias Europa Press. Con una inversión inicial de 21,6 millones de euros, el proyecto tiene una altura de 111 metros aproximadamente y una superficie bruta total de más de 60.000 metros cuadrados. El nuevo edificio de Castellana, ejecutado por los arquitectos Pablo Muñoz y Pedro Vilata, dispondrá de siete plantas comerciales y once de oficinas.

El conjunto contará con un total de 27 plantas, entre las que se incluyen cinco bajo rasante que estarán destinadas a aparcamiento y cuatro plantas técnicas que, distribuidas en dos bloques, acogen salas de máquinas, unidades de tratamiento de aire o maquinaria de los ascensores, entre otras cosas.

A lo largo de 2010 ya entró en funcionamiento parte de la zona comercial del nuevo edificio, un proyecto que supone la ampliación del centro comercial actual y que dará lugar a uno de los mayores grandes almacenes de Europa.

Seis años después del gran incendio

publicidad

La inauguración oficial, prevista para este año, se producirá cuando se cumplen seis años desde el gran incendio del 12 de febrero de 2005, que dejó al octavo edificio en altura de Madrid en un esqueleto de hierro, tras haber estado quemándose durante más de 20 horas, y que provocó finalmente su demolición.

Aunque los propietarios del edificio, la familia Reyzábal, afirmaban que el rascacielos ardió por la actuación “negligente” de una empleada que originó el fuego al arrojar una colilla mal apagada en una papelera y de los vigilantes encargados de la seguridad, el juez encargado del caso no vio delito en el mismo. No había indicios que el fuego hubiera sido intencionado.

Mariano Ascandoni, del Juzgado de Instrucción número 28 de Madrid, decretó así en enero de 2006 el archivo de la causa porque en ningún lugar del edificio se hallaron “acelerantes de combustión” y no había a quién atribuir responsabilidad penal en la evolución del fuego.

Once meses después, en diciembre de 2006, El Corte Inglés compraba el solar que albergabó el edificio a la familia Reyzábal (compró el 100% de la inmobiliaria Asón, de la familia Reyzábal, que además de este terreno tenía el 20% de la Torre Picasso). Cinco años después, un nuevo centro comercial de Isidoro Álvarez resurge de las cenizas.

 

Compartir

Deja un comentario