Carmena eliminará las paredes de hormigón del Manzanares

0
325

F. Mollá.- El Ayuntamiento de Madrid iniciará este último trimestre del año 2016 obras en el Manzanares para devolver al cauce una apariencia más natural en un proyecto amplio que busca cambiar la imagen actual de río ‘enjaulado’ entre paredes de hormigón, favorecer el anidamiento de las aves y la plantación de hasta 30.000 árboles en la ribera, según ha adelantado Ecologistas en Acción, pero la Concejalía de Medio Ambiente y Movilidad apunta que el presupuesto no está cerrado y se está preparando la licitación del plan.

Las primeras obras se pondrían en marcha previsiblemente antes de finalizar el año y consistirán en quitar la parte superior de la escollera y sustituirla por tierra vegetal en el tramo comprendido entre el puente de los Franceses y el de la Reina Victoria.

Pero el Ayuntamiento de Madrid ya ha cambiado el río: al abrir de forma permanente las presas (que antes conferían al Manzanares una apariencia de río caudaloso) esas zonas donde antes había agua ahora están vacías.

En cambio, como consecuencia de la sedimentación, han crecido pequeñas islas donde ahora viven animales y plantas.

publicidad

“Lo que había antes no era un río sino una sucesión de piscinas malolientes. Ahora da gusto, la naturaleza se está apoderando y está hasta arriba de aves y peces”, resume Santiago Marín, de Ecologistas en Acción.

Aunque también hay víctimas colaterales del cambio: los peces que antes vivían en las presas se han muerto y los pescadores ya no tienen dónde tirar el anzuelo, además de que algunos vecinos se quejan de que el río está más seco.

Como la apertura de las presas ya ha acercado al río garzas y gallinas de agua -entre otras especies-, desde Ecologistas en Acción tienen muchas esperanzas puestas en el plan municipal, incluso “más ambicioso” que el presentado al Ayuntamiento desde la asociación.”Si todo el proyecto se desarrolla como debe ir, para 2019 esperamos que las nutrias recorran el Manzanares a su paso por Madrid”, apuesta Santiago Marín.

La estética de Madrid Río cambiará pronto, puesto que si ahora en esa zona el Manzanares transcurre encajado entre dos muros laterales que le dan una estética artificial, las escolleras que construirán nuevas en esa zona permitirán asentar fauna y flora que hasta el momento se ha mantenido más bien alejada de la ciudad.

Esta nueva estética en la zona central del Manzanares podría estar lista para finales del 2018.

Además, según indican desde la asociación, el Ayuntamiento de Madrid pretende plantar unos 30.000 árboles en los 7,5 kilómetros de la ribera del río a su paso por la capital.

Este proyecto permitirá continuar con la restauración del río Manzanares -tal y como ya han hecho ciudades europeas pero también Burgos con su río Arlanzón- donde en las últimas décadas ya se ha trabajado en la depuración de aguas residuales o en la mejora de la estética, según sostienen los ecologistas.

Entre las propuestas trasladadas al Ayuntamiento está también la limpieza de las orillas y del lecho del río -a día de hoy en varias zonas sigue acumulándose basura- o colocar una barandilla metálica entre la ribera y la zona peatonal para impedir el acceso al río.Por otro lado, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la de Getafe, Sara Hernández, acordaron dar continuidad al parque de Madrid Río hasta el término municipal de Getafe, y este municipio ya ha iniciado los trabajos técnicos para convertir el acuerdo en realidad.

Compartir

Deja un comentario