El Mercado de Legazpi será un centro dotacional público

0
328

C. Linares.- El antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi aspira a ser pronto un gran centro dotacional público, con equipamientos para el barrio y para toda la ciudad y espacio para oficinas municipales.

El proyecto, presentado hoy en las propias instalaciones del mercado, apuesta por una gestión orientada a las necesidades de la ciudadanía, a la sostenibilidad económica y a un modelo urbanístico sensato. Se abre ahora a la participación y el debate para recoger propuestas y mejoras.

El segundo teniente de alcalde y concejal de Coordinación Territorial y Asociaciones, Ignacio Murgui, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo; la concejala presidenta de los Distritos de Arganzuela y Usera, Rommy Arce y el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato participaron en la presentación de un proyecto que podría estar concluido en el plazo de tres años.

El borrador recoge la premisa de salvaguardar y proteger el patrimonio cultural y arquitectónico de la ciudad de Madrid. En este caso se trata de un edificio construido entre 1932 y 1935 que representa uno de los primeros exponentes de la arquitectura basada en el hormigón armado y presenta unas características únicas.

El Ayuntamiento de Madrid debe afrontar pagos anuales de 28 millones de euros en concepto de alquileres de edificios de oficinas y otros inmuebles. La necesidad de contar con infraestructuras administrativas propias para evitar la sangría económica, es otra de las cuestiones que se han tenido en cuenta a la hora de afrontar este proyecto. El proyecto contempla la creación de espacios para albergar a cerca de 2000 empleados municipales y ahorrar así entre 12,5 y 15 millones de euros al año.

Se trata, además, de una oportunidad única para solventar la acumulada carencia de dotaciones públicas en la zona, lo que beneficiaría tanto al distrito de Arganzuela como al de Usera y al conjunto de la ciudad, al encontrarse el edificio en un punto estratégico como Madrid Río.

La apertura de espacios de uso público vendría acompañada de un proceso de participación y cogestión ciudadana de algunos de esos espacios. El proyecto de rehabilitación integral echa a andar en paralelo a la puesta a disposición del sector asociativo de una pequeña parte del edificio, de aproximadamente 1000 metros cuadrados, desde el presente mes de marzo de 2016 en adelante, tal y como se establece en la publicación de las “Directrices para la gestión de autorizaciones o cesiones de uso de locales o inmuebles municipales adscritos a los distritos a favor de entidades ciudadanas”.

Una vez presentado el borrador se hace necesario someterlo a un proceso de enmienda y mejora por parte de los diferentes agentes implicados, tanto el Ayuntamiento de Madrid (Junta Municipal de Distrito de Arganzuela y las Áreas de Gobierno de, Economía y Hacienda, Coordinación Territorial y Asociaciones, Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Desarrollo Urbano Sostenible y Cultura y Deportes), como el sector asociativo y los ciudadanos y ciudadanas en general.

El proceso de participación se extenderá desde el presente mes de marzo hasta septiembre de 2016, en diferentes fases.

La inversión prevista en el proyecto oscila entre los 50 y los 70 millones de euros, de acuerdo a los cálculos de la Dirección General de Patrimonio del Área de Economía y Hacienda. Se trata de una cantidad asumible por parte del Ayuntamiento de Madrid, sin necesidad de contraer nueva deuda.

Teniendo en cuenta que el ahorro anual en alquileres será como mínimo de 12,5 millones de euros, el periodo de amortización estará entre 3 y 6 años.

— · —

Compartir

Deja un comentario