6.500 árboles talados en 2015, de los que 2.800 eran peligrosos

0
74

C. Linares.- El Ayuntamiento de Madrid taló en 2015 más de 6.500 árboles, 2.800 de ellos “peligrosos” para los ciudadanos por el estado en que se encontraban, mientras que otros 1.075 se eliminaron por tener “condiciones deficientes”.

La directora general de gestión del Agua y Zonas Verdes, Nuria Bautista, ha ofrecido estos datos durante una comisión municipal de Medio Ambiente y Movilidad de este miércoles 17 de febrero de 2016 a raíz de una pregunta del PP sobre la tala y replantación de árboles en la capital.

De los 6.585 ejemplares retirados en 2015, un total de 2.724 estaban secos y procedían en su mayor parte de las dos últimas campañas de plantación.

“Por circunstancias diversas no arraigaron”, ha dicho la directora general sobre estos ejemplares secos plantados entre 2013 y 2014, para precisar después que “el caluroso verano” y la “falta de medios” de las empresas adjudicatarias para cuidarlos son dos de las causas que han provocado la muerte de los ejemplares.

“Los contratos integrales han supuesto un paso atrás en el cuidado del arbolado viario”, ha afirmado además Nuria Bautista en referencia a los contratos integrales de limpieza y gestión de parques y jardines suscritos en 2013 por la anterior corporación, del PP, para ahorrar 32 millones de euros al año.

La directora general ha avanzado que el plan de arbolado para 2016 llegará a todos los distritos de la capital: se plantarán en su conjunto 8.017 unidades frente a las 5.595 repuestas en la campaña anterior.

El pasado 29 de agosto, tres personas resultaron heridas al caer una rama de grandes dimensiones sobre la terraza del bar en la que se encontraban sentadas, a la altura del número 7 de la calle de Juan Bravo.

En el verano de 2014, dos personas murieron y al menos seis resultaron heridas como consecuencia de caídas de ramas y árboles en la vía pública, un problema que llevó al Ayuntamiento, entonces gobernado por el PP, a constituir un grupo de expertos para reducir riesgos.

Compartir

Deja un comentario