El árbol mortal del Retiro fue inspeccionado cuatro veces

0
161
Foto del vecino Javier Bañuelos, de un árbol caído unas horas antes

S. R.- Pese a ser revisado por técnicos de arbolado en cuatro ocasiones (la última apenas dos días antes del accidente mortal, cuando el parque estaba cerrado por fuertes vientos) nada pudo evitar que cayera cuando el parque estaba abierto, provocando la muerte de un niño de cuatro años este sábado 24 de marzo de 2018.

El árbol caído era un pino de 53 años y 15 metros plantado en zona terriza, no en pradera, en la zona denominada El Reservado, y cayó en el vial principal de entrada desde la calle Ibiza a la plaza del General Martínez Campos, una zona que se mantiene abierta durante los desalojos por ser uno de los ejes de evacuación.

El pino que había sido inspeccionado con anterioridad presentaba buen estado fitosanitario y no tenía evidencia de riesgo.

El accidente se produjo a consecuencia del viento y de la tierra mojada, el árbol por el peso se descompensó y cayó.

publicidad

La primera ficha de evaluación de riesgo de éste ejemplar se realizó en 2014. El árbol estaba sano y se establecieron revisiones periódicas, además de podas que se realizaron en 2014 y 2017 para rebajar el peso de la copa y evitar así el riesgo que presentan los pinos. También se realizaron revisiones dentro del Plan Extraordinario de Arbolado del Retiro en 2016 y 2017, y la semana pasada durante los dos días que estuvo cerrado El Retiro para estudiar la afección del arbolado. En esta última revisión no se encontraron indicios de movimiento ni en las ramas ni en la base del árbol.

Tras el accidente del sábado, el domingo el parque permaneció cerrado y los árboles volvieron a revisarse con especial atención en las zonas en la que cayeron los árboles: Jardines de Herrero Palacios, lo que antiguamente ocupaba la Casa de Fieras, los de Cecilio Rodríguez y la zona de El Reservado

Se podaron algunos y se talaron otros.

Compartir

Deja un comentario