Meses de reclamaciones y un encierro se quedan en agua de borrajas

1
189

G. Bravo.- Se acabó. De nada han servido los meses de movilizaciones que desembocaron el pasado viernes con un encierro en forma de protesta. Las madres y padres de los niños de la escuela pública infantil Ruiz Jiménez tendrán que conformarse con la nueva empresa que se encargará del cuidado de sus pequeños; la más económica, que ha despertado sus temores ante la posible bajada de calidad.

Tras un terrible esfuerzo, sólo han conseguido una entrevista con la Técnico de Educación del Distrito de Salamanca, Pilar Aguado, que se comprometía este viernes a que los padres conozcan a esta nueva empresa antes de junio, fecha en la que se formalizarán las matrículas para el próximo curso. “La calidad no se verá afectada”, prometía Aguado en la reunión celebrada ayer en su despacho de la calle Velázquez. Junto con cuatro representantes de la Asociación de Madres y Padres (AMPA), asistieron la gerente de la Junta de Distrito, Paloma de Frutos, y dos funcionarias de la mesa de contratación.

De una plaza a los principales periódicos

La historia, de la que se ha venido informando en ZonaRetiro.com desde su gestación cuando comenzaron los temores de los padres de que la única escuela pública del distrito de Salamanca cambiaría a manos más baratas– empezó siendo un tema de barrio, periodísticamente marginal, pero, gracias a la cobertura ofrecida, la historia de estos padres terminó por interesar a los grandes diarios nacionales, que la publicaron en sus respectivas secciones de Madrid, e incluso suscitó la visita del candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissaveztky.

Llamaba la atención que la empresa que ganó el concurso para hacerse cargo del centro era la de menor presupuesto (cruzando el límite del techo inferior) y que había obtenido una elevada puntuación en el examen adjudicatario, a pesar de su nula experiencia en el sector. Según la AMPA, se trataba de una “bajada desproporcionada de presupuesto” con sueldos “vergonzosos” (870 euros brutos al mes) para los cuidadores.

Los padres creen que las condiciones impuestas por los nuevos pliegos de contratación promueven que “la gestión privada de las escuelas infantiles públicas sea el escenario ideal para que el derecho de los niños a una educación de calidad se vaya deteriorando hasta situaciones vergonzosas como ya esta pasando con la entrada de empresas que abaratan costes para conseguir la adjudicación”, pero desde el Distrito lo niegan. Dicen que la calidad seguirá siendo buena e invitan a la AMPA a reunirse con los responsables de la nueva empresa. Son las dos únicas promesas que han recibido tras meses de intentos de reunión y no habrá oportunidad de creer en ellas hasta que vaya avanzando el curso 2011-12.

Hasta entonces, seguirán cuestionándose si los recortes en los salarios de los trabajadores permitirán mantener un equipo estable para que funcionen los estándares de calidad de los que goza la escuela desde hace ocho años, y se preguntan si seguirán adelante los proyectos que se iniciaron con el equipo actual, como la ‘Agenda 21 Escolar’; un servicio de préstamos de libros infantiles y comisión de alimentación saludable “que exigimos que continúen con la nueva empresa”.

Fuentes internas del AMPA han asegurado a Zonaretiro.com su intención de “seguir movilizados apoyando a quien denuncie cualquier atropello contra la calidad de la Educación en este Ayuntamiento y en la Comunidad de Madrid”, aunque visto lo visto, en el umbral de unas elecciones, parece que todo ha terminado. Signifique lo que signifique.

— · —

HEMEROTECA: TODO SOBRE EL CASO RUIZ JIMÉNEZ

· Crispación y nervios en la primera mesa de Educación del distrito Salamanca

· La ‘mercantilización’ del Ruiz Jiménez: de tema tabú a orden del día

· El Ayuntamiento, acusado de “favoritismo” en la concesión de una escuela infantil

· El PP podría sufrir un escándalo educativo a semanas de las elecciones

· Las madres del Ruiz Jiménez se encierran en el colegio a modo de protesta

· Así ahorra Gallardón: un 25% menos en Educación infantil (Opinión)

· Lissavetzky visita el colegio Ruiz Jiménez tras las movilizaciones del AMPA

Compartir

1 Comentario

  1. Parece arriesgado que la Sra. Aguado haga la afirmación de que la calidad no se verá afectada. Solo pensando en los 800 euros que cobrarán los empleados ¿qué calidad de vida pueden tener y transmitir personas con ese sueldo en Madrid?,no digo nada si tienen que mantener una familia, cosa de lo más normal.
    Todo son mentiras empezando por el Sr. concejal presidente que afirmaba sin despeinarse que él estaba por la educación pública de calidad participativa y tal y tal, pero no podía hacer nada(véase pleno de marzo).Señores son ustedes los que gobiernan los que tienen capacidad de cambiar la ley, como así lo han hecho. No me digan que es cosa de la Comunidad, transmítanlo a su partido, a la instancia correspondiente…
    Habrá que luchar por la participación ciudadana que se nos ha hurtado.

Deja un comentario