Pagar el billete del bus sin efectivo será posible este verano

0
242

L. Torres.- La delegada del área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento y presidenta de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), Inés Sabanés, ha presentado este miércoles 2 de marzo de 2016 el proyecto que hará realidad la posibilidad de pago sin efectivo en unos dos meses.

Se ha presentado la prueba piloto de este sistema –prueba que se desarrollará durante las próximas ocho semanas– cuyas ventajas podrán aprovechar los viajeros menos habituales de la EMT, es decir, aquellos que usan los autobuses de forma esporádica y adquieren un billete sencillo.

Dos meses en pruebas

Sabanés ha señalado que “durante las próximas ocho semanas este sistema se va a someter a un periodo de test con un grupo de usuarios seleccionados para comprobar que todo funciona correctamente de cara a abrir su uso, una vez pasado este test, a todo el público en general, de forma experimental en dos líneas de la EMT. En abril, estaremos en condiciones de ofrecer esta posibilidad de pago en la línea 27 y en la Exprés Aeropuerto”.

Esta modalidad de pago evita que “los conductores tengan que preocuparse de una tarea, expender billetes y dar cambio, que les resta tiempo y atención a la hora de conducir”.

Asimismo, los tiempos de viaje de los autobuses se acortan al ser más rápidos el acceso de los usuarios y el abono del tique correspondiente, y se evitan los costes y la operativa relacionados con el manejo de efectivo y con la emisión de tarjetas específicas para recargar dinero o títulos de transporte.

Para los usuarios, pagar el billete del autobús se convierte en un gesto rápido, sencillo, seguro y cómodo.

Ovidio Egido, Director General de MasterCard España pone de relieve estas innegables ventajas: “Rapidez, ya que sólo hay que acercar la tarjeta al terminal y entrar, lo que agiliza el acceso de los usuarios a los buses; sencillez, porque se evita la molestia de manejar efectivo, tener importe exacto y manejar cambio de moneda, así como la necesidad de adquirir un billete por adelantado; seguridad, ya que cada transacción emplea un código de seguridad único, y comodidad, porque gracias a la aceptación mundial de MasterCard y su interoperabilidad, cualquier usuario de estas tarjetas de cualquier parte del mundo puede realizar sus pagos sin tener que realizar un cambio de divisas”.

Además, como señala Egido, el usuario dispone de un historial de sus transacciones y de su uso del autobús y no necesita registrarse ni adquirir previamente una tarjeta especifica del sistema de transporte: “En la actualidad, el grado de penetración de tarjetas bancarias sin contacto es cada vez más elevado y su uso se ha extendido a todo tipo de transacciones económicas, incluso las más cotidianas y de pequeña envergadura. Asimismo, existen mecanismos para realizar transacciones de pago en microsegundos, sin introducir PIN, y sin conexión (off line). Por tanto, este tipo de sistema es idóneo para el pago de las tarifas del transporte público urbano”.

 

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario