Ilustres del transporte, encausados

8
235

J. E. Villarino*.- En este piélago de mierda que nos invade, hoy toca una de chorizos en el transporte, según lo que cuentan noticias de estos días. Así, Magdalena Álvarez, la ínclita exministra de Fomento imputada en el caso de los EREs, que siendo consejera presuntamente arguyó (cosa rara en ella) la manera de chorizar el dinero público de los parados, destinado a crear empleo, para que se lo llevara el partido, los amiguetes del partido, sindicatos, sindicalistas, golfos, puteros, y demás canallesca.

Foto: FriendsofEurope (Flickr)

Tres cuartos de los mismo le ocurre a José Salgueiro, presidente que fue de Renfe en la égida de Álvarez y viceconsejero de Economía en la Junta de Andalucía, con la señora anterior.

Otro ex ministro de Fomento fue José Blanco, que también se encuentra encausado por tráfico de influencias y recibir convolutos indirectos para la financiación de su suntuosa mansión, al que no se le conoce otro trabajo, que no haya sido la política y el partido socialista, ni estudios finalizados de ningún tipo.

Siguiendo con exministros, también salpican al todavía no encausado, Álvarez Cascos, exministro también de Fomento, los papeles de Bárcenas por el cobro de sobresueldos, incluso cuando era ministro y tenía incompatibilidad con cualquier otro ingreso.

publicidad

Otros ínclitos, Enrique Roig y Antonio Herce, expresidentes ambos de Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña, que afanaron 2,7 millones para sus planes de pensiones, sin contárselo ni al cuello de sus camisas, estos ya en estado procesal de convictos, condenados a cuatro años y medio de prisión y que el gobierno de su partido CiU, es decir la Generalidad, ha puesto ya en la calle en régimen abierto, pasados sólo 48 días desde que entraran en la trena. Sólo han devuelto algo más de 600 mil euros.

Los terceros son unos listos del Gobierno socialista balear que en 2009 se empeñaron en comprarse un tranvía para la Bahía de Palma, para lo cual recibieron 35 millones de Fomento y, que después de gastarse cinco millones, ni tranvía, ni su tía. Eso sí, se fueron de viajes a ver todos los tranvías europeos, esposas incluidas, comidas y comilonas de trabajo o placer, mariscadas, a modo de ejemplo citar 60 euros en una paella de bogavante para dos personas; 35 euros en dos chuletones de buey; 20 euros en una botella de Rioja crianza; 513 euros en una silla de despacho; 106 euros en un perchero; 6.000 euros en merchandising o 150.000 euros en asistencias jurídicas.

Aparte están dos centenares más de facturas menores referidas al pago de aparcamientos, cafés y refrescos. También hay facturas de vídeos promocionales, licencias de programas informáticos o alquiler de salones de hotel para celebrar reuniones.en los que se gastaron tres millones de euros en dos años, y algún que otro estudio para despistar y que no llegó a a ninguna conclusión que costó 2 millones. Estos, todavía de rositas. Y para muestra, vale un botón, que se dice.

* José Enrique Villarino es economista y consultor, especialista en Transporte, y miembro del Foro del Transporte y el Ferrocarril (FTF).

Compartir

8 Comentarios

  1. Haría usted bien en expresarse con un poquito de educación, mayor respeto por las personas y -sobre todo- sin hacer falsas acusaciones ni inventarse imputaciones que no existen. Ya sé que no es usted periodista, pero al escribir en un medio de comunicación público (que no es la barra del bar), hay que tener cuidado con lo que se dice, no vaya a ser que esté cometiendo un delito más grave del que acusa a algunas personas.

  2. Al señor Bernardino:
    Las expresiones usadas en mi artº están todas recogidas en el diccionario de la RAE y la Dra Moliner, y para respeto, el que deberían tener las personas citadas por nuestro dinero, cosa que no han hecho. Por tanto, de templar gaitas lingüisticas, ni media. El castellano puro y duro.
    Le conmino a que diga aquí, dónde están y cuáles son las falsas acusaciones y qué imputaciones me he inventado. Los que están imputados, están imputados (Alvarez, Salgueiro, Blanco), los condenados en firme, condenados (Roig y Herce), los del Tranvía de Palma, sus tropelías las narra el actual Mº de Fomento, no nosotros y de Cascos, decimos que está salpicado, pero no encausado. ¿Qué falsas acusaciones?. ¿qué me he inventado?
    Lo que yo sea periodista o no, no se qué tiene que ver con el contenido. No clasifique a las personas por sus títulos, eso ya no se lleva.

  3. Que los términos y expresiones estén aceptados por la RAE no quita para que sea un ordinario y un grosero, además de cometer difamación. Tranquilícese, que con más tiempo le voy a señalar todas y cada una de las falsas acusaciones que usted hace, sin necesidad de que me ‘conmine’, para lo cual le falta autoridad. Y confío en que una persona de bien como usted, sea capaz después de pedir disculpas.

  4. Estoy esperando ansioso las disculpas públicas del autor por haber acusado a José Blanco de “recibir convolutos indirectos para la financiación de su suntuosa mansión”, algo por lo que jamás ha estado imputado y que además, como ya es sabido, ha quedado absolutamente libre de cualquier sospecha delictiva. De las falsas acusaciones a Magdalena Álvarez ya hablaré otro día.
    Pero hoy no quiero dejar pasar la oportunidad de mostar a Zona Retiro mi disgusto por que se permita intoxicar con arengas de clara intencionalidad política estas páginas que deberían ser de información de actualidad de un barrio madrileño, al viejo camisa azul José Enrique Villarino.

  5. No contesta usted sencillamente porque no tiene nada que rebatir y porque no tiene lo que tendría que tener para pedir disculpas. Eso sí es hombría y no hacer falsas acusaciones y calumniar. Aquí los únicos insultos que hay son los que el autor ha proferido en su artículo. Llamarle a usted ‘camisa azul’ ni es un insulto ni pretende serlo, es la única conclusión posible después de que en más de una ocasión haya mostrado veladamente su añoranza por el régimen franquista. ¿O no?

  6. Aludiendo a su párrafo sobre José Blanco del que dice que no se le conocen estudios finalizados de ningún tipo, creo que él nunca ha presumido de tenerlos, lo cuál le honra. Como no pienso entrar en la polémica del y tú más y con la que está cayendo de manos del PP tampoco me apetece hacerles el caldo gordo, sólo me gustaría preguntarle si usted cree que por decir que alguien es licenciado en algo hemos de creerlo. Yendo directamente al tema, usted que parece una persona bien formada e informada (y no va con ironía)¿sabría como confirmar si nuestro Consejero Lasquetty es realmente Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas?. Es una duda que me asalta desde que de forma maniática o Quijostesca comenzó a liquidar uno de los pocos bienes públicos que nos quedan: la Sanidad Pública

  7. Hay que reconocer que es Vd. bastante impresentable y ordinario. Se le ve demasiado el plumero. La causa contra D. José Blanco ha sido archivada por el Tribnal Supremo, mal que le pese. A pesar de Vd., de las presiones de los politicos de su partido amigo y del coro mediático al servicio de esta derecha cavernaria, el Sr. Blanco ha sido absuelto. ¡Que buena ocasión para haberse callado o haberse metido la lengua en donde Vd. sabe!
    Que casualidad que haya citado a Alvarez Cascos. Tal vez será porque ya no está en el PP?. También cita a Bárcenas y los sobresueldos que ha repartido a manos llenas entre sus amigos, desde el gobierno hasta el último mono, pero, claro, a ciertas edades el amigo alemán juega malas pasadas y resulta que ha olvidado sus nombres. Una pena si a Vd. no le ha tocado alguno de esos sobres porque se lo merecía. ¡Méritos le sobran!
    Debería dedicarse a otra cosa, si es que sabe hacer algo mejor. Yo lamento haber perdido el tiempo leyendo su asqueroso y repugnante libelo. Pertenece Vd a la derechona más rancia, heredera de los peores años de la dictadura. ¡No me interesa!.

Deja un comentario