Colapso en la M-30 por un accidente múltiple

0
267

F. Mollá.- El Ayuntamiento de Madrid ha informado este jueves 3 de marzo de 2016 a mediodía de que el colapso que afectó esta mañana al tramo de la M-30 entre Ventas y el Calderón ya ha quedado resuelto. Los datos municipales indican que el tráfico en Arturo Soria vuelve a fluir, lo mismo que Santa María de la Cabeza, el bypass de O´Donnell y el Nudo Norte. En el tramo Alcalá-Ventas, el tránsito se recupera también desde después de las 09.00 horas.

El colapso comenzó tras un accidente en el que se han visto implicados cinco vehículos -y que se ha saldado sólo con un herido de carácter leve-, lo que provocó en plena hora punta el colapso de la M-30 desde el puente de Ventas, donde se ha producido el siniestro, hasta el Vicente Calderón, en sentido A-1.

Según ha informado el Centro de Pantallas del Ayuntamiento, el accidente se produjo alrededor de las 7.00 horas en el kilómetro 6 de la M-30, y mantuvo cortados varios carriles de la calzada central en sentido norte.

publicidad

El tráfico de hora punta se vio afectado como consecuencia de esta incidencia, y las retenciones, de más de 15 kilómetros, se extendieron en toda la vía, afectando a su vez a todos los accesos a la capital entre Ventas y el Calderón (O’Donnell, avenida del Mediterráneo, Embajadores o Santa María de la Cabeza, entre otros).

Con el fin de aliviar el volumen de vehículos, se hizo un corte de tráfico en la M-30 a la altura del Vicente Calderón (en sentido nudo sur), desde donde se sacó a los coches hacia la superficie, a Marqués de Vadillo.

Y también se hizo otro corte en Conde de Casal, donde el tráfico se desvió hacia la avenida del Mediterráneo, en sentido salida de Madrid. Alrededor de las 08:15 horas ya sólo había cortado un carril en el punto del accidente, aunque la congestión se mantenía durante muchos kilómetros.

Pese a haber varios vehículos implicados el Samur-Protección Civil sólo ha tenido que atender a una persona, herida con carácter leve, según ha informado Emergencias Madrid.

Compartir

Deja un comentario