Bárcenas y los servicios sociales

9
738

A. Valiente*.- Llevo ya mucho tiempo pensando, y alguna vez lo he escrito en este medio, que hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda, y los hay también de tercera, los excluidos y los que están en riesgo de exclusión. Y estos sí que son la verdadera mayoría silenciosa.

Hace unos días aparecía en la prensa el asalto a la casa de Bárcenas por una persona vestida de cura que llevaba un revólver de la Guerra Civil. A este asunto tragicómico y cargado de simbolismo (Bárcenas, un cura y la Guerra Civil) se añaden algunos datos más: el asaltante había sido atendido por los servicios sociales y en un informe se apuntaba que presentaba riesgos de exclusión social.

Habría intentado, seguramente, no pertenecer a esa mayoría silenciosa de la que hablo y, en septiembre de 2011, escribió en un medio de comunicación una carta dirigida a la Presidenta de Castilla-La Mancha, Mª Dolores de Cospedal, diciendo -entre otras cosas-: “No volveré a votar jamás por usted ni por su partido” y “Creímos en usted y en su partido, el PP, pero nos mintieron y a los más necesitados de esta comunidad nos ha quitado el suplemento semestral de 356,69 euros”.

¿Cuánta gente habrá así en Castilla-La Mancha y en el resto de España? ¿Cuánta gente habrá así en Madrid? ¿Cuánta gente desengañada, que se creyeron que no se iban a recortar las pensiones, la Sanidad, la Educación, los servicios sociales…?¿Cuánta gente que votó al PP por ello?

¿Por qué una persona que ha sido calificada como de estar en riesgo de exclusión social ha sido dejada para que se excluya socialmente hasta el punto de que ha sido capaz de empuñar un arma? ¿Por los recortes?

Los recortes en la Sanidad, la Educación, y los servicios sociales, esos tres pilares del estado del bienestar, de la Democracia de este país, de la integridad social que durante los últimos treinta años fuimos construyendo entre todos, los recortes, digo, antes que después empiezan a dar sus frutos.

Estamos presenciando el cambio ideológico de modelo. Del modelo de integración social al modelo sálvese quien pueda y, por supuesto, ahí no tienen cabida los silenciosos, los de tercera categoría.

Sin ir más lejos, aquí en Madrid, en el Distrito de Salamanca, no existe un estudio de necesidades sociales, no se ha hecho y no está previsto que se haga. ¿Será por los “brotes verdes” del Gobierno?

* Ana Valiente es vocal vecina del PSOE en el Distrito de Salamanca.

Compartir

9 Comentarios

  1. ¿cuantos excluídos llegarán a portar un arma?… la desesperación es grande en muchísimas de estas personas!
    gracias por el artículo

  2. Y si esto es así, que lo es, ¿cómo va a explicar el PP a sus votantes esta situación y este incumplimiento de programa? y lo que es peor ¿cómo es posible que vuelvan a salir elegidos?
    Pero lo más preocupante de todo lo que has expuesto es ese cambio de modelo. Si de verdad estamos más interesados en salvar nuestro culo, y aposentarlo lo mejor posible, sin importarnos lo que ocurre a nuestro alrededor, caminamos hacia una sociedad a la que no creo que merezca la pena pertenecer.

  3. Magnífico resumen de esta mierda de capitalismo que ha puesto en práctica el gobierno del pp, de este ultraliberalismo importado por el impresentable sr. Ansar (¡Estamos en ello … ) y diseñado en el laboratorio de FAES.
    Citas los recortes en sanidad, educación y servicios sociales pero te has olvidado de la Dependencia, seguro que la omisión es involuntaria. Dejan a nuestros mayores totalmente desasistidos, sin ciudadores y en la más absoluta miseria. Ni siquiera se pueden pagar las medicinas. ¡Claro, ésto pasa porque sólo se le ocurre al Sr. Zapatero hacer una ley así!. Puede que nuestros mayores hasta teminen en las cunetas como los asesinados por el franquismo que tanto añoran. ¡Al tiempo!.
    Los excluidos socialmente tienen que emplear sus pocas energías en buscar algo de comida en la basura o mendigando la caridad de los demás, no tienen tiempo ni de pensar ni de empuñar armas.
    ¡No contiúo más porque me caliento!

  4. Leo con interés, Sueños Rojos de Ana Valiente: Barcenas, y los sevicios sociales,
    que tras el incidente del asalto en el domicilio de uno de los “bandoleros”, por su aspecto físico, entiendase, el legal será la justicia quién lo determine, más famoso en del siglo XXI en nuestro país, nos enteramos que la persona que lo perpetua maniata y amanaza, a 4 personas, seguridad incluida, era un perturbado. Perturbano? una persona en exclusión social !!! Son cientos y cientos las personas en exclusión social a la que cada día son expulsados ciudadanos que creian en el sistema, que no sabian de la maldad de este, hasta que en eso llego el PP y se los dejo, nos lo dejo claro …y uno de ellos salta, o “peta” como se dice en argot…lo raro es que no peten más. Y se produce en el exquisito y opulanto barrio de Salamanca…donde no nos engañemos también hay exclusión social, pero vergonzante.

  5. Leo con interés, Sueños Rojos de Ana Valiente: Barcenas, y los sevicios sociales.
    Que tras el incidente del asalto en el domicilio de uno de los “bandoleros”, por su aspecto físico, entiendase, el legal será la justicia quién lo determine, más famoso del siglo XXI en nuestro país, nos enteramos que la persona que lo perpetua maniata y amenaza, a 4 personas, seguridad incluida, era un perturbado. Perturbano? una persona en exclusión social !!! Son cientos y cientos las personas en exclusión social a la que cada día son expulsados ciudadanos que creian en el sistema, que no sabian de la maldad de este, hasta que en eso llego el PP y se los dejo, nos lo dejo claro …y uno de ellos salta, o “peta” como se dice en argot…lo raro es que no peten más. Y se produce en el exquisito y opulanto barrio de Salamanca…donde no nos engañemos también hay exclusión social, pero vergonzante.

  6. Este articulo , señora Valiente está muy bien; parece que el asalto del falso cura sea una anécdota sin importancia, pero a mi me parece que no, que es un reflejo claro del país en el que vivimos y que solo con esa noticia valdría para escribir una crónica de lo qué está pasando: Un loco o un desesperado que quiere sacar provecho de una situación mediática y donde hay escondido mucho dinero; Un supuesto delincuente, antiguo tesorero de un partido que gobierna, que pretende desenmascarar como ¿venganza? a sus antiguos compañeros de partido corruptos; Un país en la bancarrota provocada por la mala gestión de bancos y políticos y corrompido de punta a punta…y el detalle de la pistola de la guerra civil, poniendo el toque patético. Sin desperdicio

  7. Asi es y seguirán engañando.. 1* se le paga la deuda a los bancos c on dinero, publico.. Se crea una inflacion imposi ble y lluego se ls da limosna a los que mo merecen. Que buenos son los.proterbos

  8. Pues sí, medidas arbitrarias a veces conllevan respuestas desesperadas. El presente caso da para toda una serie de tertulias sobre teorías conspiratorias en los medios proclives a ello. Permanezcan atentos a sus pantallas si tienen estómago para ello.

Deja un comentario