¿En qué ha quedado la ley de Igualdad?

10
462

A. Valiente*.- Hace ya media década, 15 de marzo de 2007, el Presidente Zapatero defendió personalmente en el Congreso de los Diputados la presentación de la Ley para la Igualdad Efectiva de Hombres y Mujeres. Sólo los Diputados del Partido Popular se abstuvieron. Esta Ley se la dedicó a las mujeres, a “Clara Campoamor, la diputada que defendió el voto femenino hace 75 años, a las mujeres que se quedaron en el camino, a todas aquellas a las que la historia quiso robarles los sueños y a las que no saben todavía que esa libertad plasmada en el derecho a ser ciudadanos, también les pertenece“.

Me alegró mucho que el título de la Ley, Ley Orgánica, que no es cualquier cosa, tuviese la palabra efectiva, es decir, real y verdadera.

El exdiputado del PPdeG, José Manuel Castelao Bragaza

Y reales y verdaderas han sido las salvajes declaraciones de José Manuel Castelao Bragaza. No ha sido un lapsus, no, sus palabras han sido que “las leyes, como las mujeres, están para violarlas”. Y este mal nacido es un ex diputado del Partido Popular y propuesto por la Ministra Fátima Bañez, ésa que nunca ha trabajado, para presidir el Consejo General Español de la Ciudadanía en el Exterior. Supongo que este cargo recibirá alguna “mamandurria”. ¿A qué ciudadanía puede representar un bárbaro así?

Ha dimitido, y ha dicho que lo hace por razones personales, que nadie se lo ha pedido. Es real y verdadero también que nadie del  PP que hayan salido a desmentirle y a decir que, un potencial delincuente como éste, no tiene cabida en su partido. Tal vez no sea un violador pero si es capaz de decir estas aberraciones contra las mujeres y las leyes ¿qué pensará de la igualdad?

publicidad

Lamentablemente este no es un caso aislado, y hay políticos, incluso en activo como el todavía alcalde de Valladolid, que ha hecho también comentarios vomitivos. Y sólo me estoy refiriendo a políticos, porque ellos están puestos ahí por sus partidos y algunos son cargos electos. Sus partidos deberían tener la obligación de censurarles, apartarles y  pedir disculpas.

Ahora me explico que la Comunidad de Madrid desmantele su red de puntos de encuentro familiar. Tal vez sus dirigentes, consideren que este no es un dispositivo esencial para garantizar derechos de los hijos y, en la mayoría de los casos, seguridad para las mujeres.

No se puede amparar todo en la crisis y en la obligatoria austeridad. Porque ni a Merkell ni a Draghi les importa si ahorramos suprimiendo puntos de encuentro familiar o Consejos Generales como el Español de la Ciudadanía en el Exterior.

Si Campoamor levantara la cabeza…

* Ana Valiente es vocal vecina del PSOE en el Distrito de Salamanca.

Compartir

10 Comentarios

  1. muy afinado el analisis, el sufrimiento al que nos someten es por que el PP lo quiere, no es la unica solución

  2. Con una sonrisa burlona y hasta a veces de desprecio, nos acusan a las mujeres de estar siempre a cuestas con la misma cantinela del dichoso machismo. Es de agradecer que las que pueden y tiene tribuna para hacerlo, no dejen de denunciar las atrocidades que se cometen de palabra, obra u omisión, en nombre del sexo (masculino).
    El día que dejen de agredir, dejaremos de denunciar. Gracias Ana.

  3. Increíble que después de estas “perlas” nos sintamos con legitimidad moral para cuestionar aspectos de otras creencias. Si algo me molesta de pagar impuestos es que una parte de ellos esté destinada a personas de bien como ésta.
    No dejes de denunciar.

  4. De acuerdo en todo.Esas palabras no salen al exterior sino rondan agazapadas en el subconsciente. ¡hay tanto que limpiar dentro y fuera de cada cual!
    Lo que no se entiende es que el partido no haya hecho ningún movimiento…o sí se entiende.

  5. Totalmente de acuerdo con Ana , pero le falta una puntuación: Alguien que cometa un delito de estas características ,no debería nunca más ocupar cargo político alguno y si es funcionario de alguna institución publica, debería ser despedido sin indemnización y públicamente desprestigiado igual habría que hacer con los corruptos , sean del partido que sea; a mi no me interesa en qué partido militan los delincuentes.
    Ha habido demasiado sufrimiento entre mujeres como para que un energúmeno como este venga a insultar de esa manera.

  6. ¿Hacer estas declaraciones no es delito?
    Es delito la apología del terrorismo.
    ¿Estas declaraciones no son apología de la violencia contra las mujeres? (más del 50% de la población)
    ¿Estas declaraciones no instan a imcumplir las leyes?
    El personal al servicio de las Administraciones Públicas, juran o prometen cumplir la ley. ¿Instar desde un cargo al incumplimiento de las leyes no es delito o al menos falta?
    Alguien desde el PP, partido que nombró a este insurrecto, debería decir algo, se peca tanto por acción como por omisión.

  7. Completamente de acuerdo con la autora del artículo y con todos los comentarios anteriores. Politicuchos y personajillos de esta guisa deben erradicarse de todas las organizaciones e instituciones públicas y privadas. Lo malo de este país es que todo esto, como otras muchas cosas, queda impune.

  8. La ideología cristiana dominante predica que la mujer es la culpable de todos los males humanos porque enfadó a Dios y nos echaron del Paraíso Terrenal.

    Esa misma y tiránica ideología imposibilita que la mujer ascienda al más alto escalón de su jerarquía, no puede ser Papa (ni siquiera sacerdote).

    Eso implica que la mujer no sólo es culpable sino una especie intermedia entre el hombre y los animales. Según ese esquema, interiorizado durante 1.800 años, es metafísicamente imposible la igualdad de hombre y mujer. A partir de ahí, barra libre.

  9. La relación entre el cristianismo (principalmente, aunque también en el resto de las religiones monoteístas) y el capitalismo, se hace transparente cuando se habla de la mujer.
    Cuando la biblia católica, por ejemplo, habla de la creación de la mujer de una costilla del hombre, interesó muy mucho agarrarse a la letra muerta para justificar la sumisión y explotación de la mujer. Poca gente sabía de la separación de los sexos en la más remota antigüedad, que es a lo que se refiere la alegoría.
    Antes del monoteísmo, la mujer era adorada por toda la preponderancia de lo femenino en la creación del cosmos.
    Luego, mentes taradas, que no podían entender que todo el poder de la vida es femenino, se empeñaron en ver a la mujer y a la sexualidad como al diablo. Especialmente peligroso, cuando el hombre en general, no se enteraba de nada ni tenía el poder de la sexualidad, de la creación y del mantenimiento y cuidado de la vida.
    Y en fin, de la idea del dios cruel y vengativo (la divinidad se encuentra en el nivel superior), se pasa a la idea de padre, gobierno y familia autoritarios y la idea va descendiendo de niveles, hasta que la mujer pasa a ser una prolongación del hombre.
    Este es posiblemente el factor ideológico que subyace en los asesinatos y violencias de género y parte de lo que le debemos a la ideología judeocristiana.

    Luego, a los políticos y pienso ahora algo más en los peperos, se les llena la boca de luchar contra la violencia de género, pero no saben ni qué hacer, ni donde atacar, salvo con medidas punitivas que siempre y por definición, llegarán tarde.

    De hecho, se encuentran supercontentos de haber matado a la bestia (el erario público) y ya tener justificación para enterrar este oscuro tema, porque en los tiempos que nos vienen. Si no tienes dinero, no le importas a nadie y mucho menos, siendo mujer.

  10. Matizo un poco el artículo anterior. Por supuesto que los pueblos antiguos conocían y valoraban a la mujer en mucho más justa medida. Fue durante la expansión del catolicismo, que se martirizó para convertir a los pueblos libres. Primero de forma política-militar, luego con la inquisición como brazo especializado para el control de masas. Algo ha quedado de esto con la palabra “cretino”, gestada en Francia “cretienne” y que parece venir de lo que pensaban los pueblos libres con sus creencias más naturales, más politeístas, respecto a la ideología cristiana.

Deja un comentario