Detienen a un reclutador yihadista infiltrado en la Casa de la Moneda

0
797

F. Mollá.- Uno de los detenidos en el marco de la ‘Operación Gala’, que reclutaban y enviaban terroristas a Siria e Irak para combatir en las filas de ISIL, el grupo que le disputa a Al Qaeda la hegemonía terrorista mundial, trabajaba desde hace años en La Casa de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), situada en la calle Jorge Juan.

yihadista-casa-moneda

Pertenecía a una célula yihadista llamada ‘Brigada Al Andalus’. De nombre Abdeslam El Haddouti, era lugarteniente del cabecilla del grupo Lahcen Ikasrrien, el expreso en Guantánamo que fue detenido en Afganistán donde combatía con los talibán.

Según la Policía, trabajaba en la Casa de la Moneda a través de una contrata, lo que le hacía pasar desapercibido en la capital. En su trabajo en la Casa de la Moneda realizaba un transporte interno en las oficinas, ya que en el organismo hay distintos niveles de acceso y a los talleres sólo pueden acceder los operarios que trabajan en ellos.

Nacido en Tetuán (Marruecos) tiene 35 años y era quien hacía la labor operativa de captar y reclutar posibles terroristas dispuestos a marcharse a los lugares de conflicto como el joven Chergui.

Sus compañeros le echaron en falta este lunes, cuando no acudió a trabajar. El juez de la Audiencia Nacional decretó su ingreso en prisión el miércoles.

Otro de los detenidos en la capital, Oiale Chergui, es un marroquí de 25 años de edad que trabajaba desde adolescente en una ONG.

Los agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional que se encargaron de la investigación llaman la atención sobre el nivel de experiencia y profesionalidad de está célula, más preparada que las anteriores desarticuladas en Ceuta y Melilla. De hecho otorgan especial importancia al hecho de que hubiesen logrado instalarse en Madrid.

Compartir

Deja un comentario