El pederasta del Ciudad Lineal recurre su condena ante el Supremo

0
31

L. Torres.- La defensa de Antonio Ángel Ortiz, el conocido como pederasta de Ciudad Lineal, ha recurrido este martes 7 de marzo de 2017 ante el Tribunal Supremo su sentencia de 70 años de prisión por secuestrar y agredir sexualmente a cuatro niñas de entre 5 y 9 años entre septiembre de 2013 y agosto de 2014 en Madrid.

Fuentes jurídicas han informado de que el abogado de Ortiz ha presentado el recurso de casación en la Sala Segunda del Tribunal Supremo en el insiste en la inocencia de su defendido en base a los argumentos que ya expuso ante el tribunal durante la vista oral.
Pide revocar la condena porque. asegura, las descripciones de las niñas no coinciden así como que las ruedas de reconocimiento carecen de validez, ya que la Policía difundió en los medios fotografías de Ortiz que pudieron ver las víctimas y, así, haber condicionado su identificación.

Continúa reclamando, de nuevo, la nulidad del registro realizado el 25 de septiembre de 2014en el piso de la calle Santa Virgilia, el llamado “piso de los horrores”, pues asegura que se realizó sin la presencia del detenido ni del letrado de la Administración de Justicia.Ni la Fiscalía, que se ha mostrado “muy satisfecha” con la sentencia, ni ninguna de las acusaciones particulares que representan a las familias como tampoco las populares han recurrido la resolución dictada por la Audiencia Provincial de Madrid.

Y ello pese a que en un primer momento una de las acusaciones particulares barajó recurrir dado que la Sala absolvió al procesado del delito de homicidio en grado de tentativa que le imputaba.Ortiz fue condenado a 70 años y medio de cárcel como responsable de delitos de agresión sexual en concurso medial con dos delitos de detención ilegal, dos delitos de agresión sexual, dos delitos de detención ilegal y un delito de lesiones.

Pero de conformidad con el Código Penal vigente en el momento de los hechos, el límite máximo de cumplimiento de pena será de 20 años, si bien hay que descontar los dos años y cinco meses que lleva en prisión provisional. Nunca podrá rebasar los 17 años y siete meses.No obstante, para la obtención de los beneficios penitenciarios, como permisos de salida, clasificación en tercer grado y libertad condicional, deberá computarse la totalidad de las penas impuestas en la sentencia.

Le impone también 40 años de libertad vigilada una vez cumplida la pena de prisión y una indemnización de 426.200 euros para las niñas por las lesiones y, especialmente, por los daños morales causados.No podrá además aproximarse a menos de un kilómetro de distancia o comunicar con ninguna de las víctimas en un periodo de entre 23 años y 24 años y seis meses, ni realizar cualquier profesión u oficio que conlleve relación con menores durante otros 24 años.

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario