Madrid indemnizará a Flores por impedirle abrir la sala Alcalá 20

0
407

F. Mollá.- El Ayuntamiento de Madrid deberá indemnizar a la empresa Proyectos Internacionales de Hostelería Ansa, propiedad del empresario de ocio nocturno, imputado en el caso ‘Madrid Arena’ Miguel Ángel Flores, por haber impedido la reapertura de la discoteca Alcalá 20, de acuerdo a la sentencia dictaminada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que anula una previa de un juzgado de lo Contencioso Administrativo que negaba el derecho de Proyectos Internacionales de Hostelería Ansa a recibir una indemnización.

discoteca-Alcala-20-precinto

El TSJM establece que la cuantía de la indemnización deberá ser determinada en ejecución a de sentencia y reconoce que existe lucro cesante.

En julio de 2005, Miguel Ángel Flores solicitó licencia de funcionamiento para la actividad de sala de fiestas del local ubicado en el número 20 de la calle Alcalá, que fue escenario en la madrugada del 17 de diciembre de 1983 de un incendio que se cobró la vida de 82 personas y donde 29 resultaron heridas, algunas de ellas de carácter irreversible.

publicidad

Con fecha 28 de noviembre de 2005, el Ayuntamiento ordenó el cese inmediato y el precinto de la actividad que se ejercía en el citado local, toda vez que se había procedido a su apertura sin contar con la oportuna licencia de funcionamiento, que se denegó expresamente el 17 de febrero de 2006.

Alcala20-precinto

Dicha denegación se fundamentó en las deficiencias advertidas por los servicios técnicos municipales en aspectos fundamentales de la seguridad del local, que afectaban al sistema antiincendios y a la señalización de las salidas de emergencia.

Una vez concedida la licencia, tras subsanar las deficiencias detectadas por los servicios municipales, Miguel Ángel Flores solicitó una indemnización al Ayuntamiento de Madrid por los daños que esta actuación municipal había provocado en su imagen y en la de su marca empresarial (FSM Group).

Flores aludió entonces a las numerosas noticias aparecidas en los medios de comunicación en relación al cierre de la discoteca. Alcalá 20 reabrió finalmente sus puertas el 27 de enero de 2010 bajo la denominación de ‘Adraba’ y según FAM Group explicaba entonces la sala disponía del equipamiento de seguridad más avanzado de Europa y de las licencias de funcionamiento y apertura otorgadas por el Ayuntamiento de Madrid.

Además, y según esas mismas fuentes, ‘Adraba’ había superado “varias inspecciones técnicas muy estrictas” para verificar que la sala cumple “a rajatabla” con todas las medidas de seguridad.

— · —

Compartir

Deja un comentario