Detenido uno de los autores de la matanza de Atocha

0
432

L. Torres.- Policías brasileños han detenido este jueves 6 de diciembre de 2018, 42 años después de la matanza de los abogados de Atocha (1977), al ultraderechista Carlos García Juliá, quien contaba con una requisitoria internacional por su participación los asesinatos de cuatro abogados y un trabajador de un bufete de Madrid vinculado a Comisiones Obreras y al Partido Comunista.

De izquierda a derecha, las vítimas: Luis Javier Benavides, Enrique Valdevira, Francisco Javier Sauquillo, Ángel Rodríguez y Serafín Holgado

Los cinco eran amigos y compañeros de la actual alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el despacho de abogados laboralistas ubicado en el número 55 de la calle de Atocha, del que la regidora acaba de salir unos minutos antes de la masacre.

Carmena salvó la vida por un cambio de despacho de última hora, para que estos mantuvieran una reunión más tranquilos, se fue al despacho que tenían a apenas unos metros, en Atocha 49.

De otra manera, hubiera sido la sexta víctima mortal de los tres pistoleros de extrema derecha que irrumpieron en el despacho a cometer la masacre a sangre fría y de los que se desconoce su paradero (a fecha 6 de diciembre aún se desconoce dónde están los otros dos).

De izquierda a derecha, los asesinos: José Fernández Cerrá, Fernando Lerdo de Tejada y Carlos García Juliá

En la época la Justicia identificó a los asesinos como miembros de un “grupo activista e ideológico, defensor de una ideología política radicalizada y totalitaria, disconforme con el cambio institucional que se estaba operando en España”.

Carmena, señalada en color rojo en una foto de la época del diario ABC

Hace un año, Interviú publicaba un reportaje en el que se preguntaba:

“¿Seguirá García Juliá dando tumbos por Brasil, Paraguay o Bolivia? ¿Vivirá con miedo a que otro narcotraficante lo quite de en medio? ¿habrá vuelto a España? Me gustaría saber cómo es la cara de Lerdo de Tejada cuatro décadas después. Participó en la matanza con 23 años, ahora tendrá 63. También cuentan que está en Sudamérica, como aquellos nazis que huían de sus cazadores. ¿Y qué será del tercer fantasma, de Fernández Cerrá? Si no ha muerto, tendrá 71 años y seguro que todavía conserva su acento almeriense. Uno de ellos (Lerdo de Tejada) no fue sentenciado porque escapó antes del juicio y a otro (García Juliá) le quedan más de dosmil días de prisión para estar en paz con la Justicia. Ninguno de los condenados ha pagado un solo euro de indemnización”. Legalmente me figuro que todo estará prescrito.

— · —

Compartir

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.