La Policía detiene a tres activos carteristas del Metro de Madrid

0
133

P. Rodríguez.- Tras la detención, el pasado 21 de febrero, del “clan de las bosnias”, las cinco carteristas más activas del Metro de Madrid, que contaban con más de 330 antecedentes por hurtos en el suburbano y a quienes un juez expulsó del Metro durante medio año, los robos en el Metro descendieron un 40%, pero no se acabó con esta lacra, contra la que la Policía lucha a diario.

Este miércoles 19 de junio, se ha conocido la detención de otros tres carteristas, acusados de numerosos hurtos, y su prohibición de acceder al suburbano durante seis meses.

clan-bosnias-carteristas

Los detenidos, con numerosos antecedentes, actuaban a diario en el metro y obtenían “importantes beneficios económicos” de su actividad delictiva, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

publicidad

Uno de ellos, que actuaba siempre solo, operaba en el metro desde el año 2009 y está considerado como uno de los carteristas más habilidosos de los que actúan en la red del suburbano madrileño y paraban las escaleras para cometer sus fechorías.

Habitualmente frecuentaba las estaciones más céntricas y turísticas de las líneas 2, 3 y 10, en las que se produce una mayor aglomeración de viajero y es más fácil robar. El presunto carterista, cuya característica principal era que trabajaba sin ayuda de nadie, se vestía convenientemente para pasar inadvertido como un viajero más. Lograba “mimetizarse con el entorno”. Como es habitual en este tipo de delitos, utilizaba un periódico o ropa como “muleta” para ocultar la acción y producto de su hurto.

Este carterista, de nacionalidad iraquí, fue detenido la semana pasada por agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Madrid como presunto autor de un delito de hurto. En las diligencias tramitadas, los policías hicieron ver al juez de guardia que el detenido era un delincuente habitual, dedicado exclusivamente al hurto de carteras y “uno de los más activos en el suburbano”, tanto que cuenta con 73 antecedentes policiales.Por ello, el juez de instrucción número 52 de Madrid decretó su prohibición de acceso a cualquier estación del metro madrileño durante los próximos seis meses.

Dos detenidos más

En otra operación policial anterior, la policía también detuvo a dos carteristas por hechos similares. Tras ser reconocidos por varias víctimas como los presuntos autores de múltiples hurtos en el suburbano, fueron localizados y detenidos. Se trata de dos rumanos, una mujer con 81 antecedentes y un hombre con 20 antecedentes.

Al tratarse también de delincuentes “multireincidentes”, según la policía, el juez de instrucción número 15 decretó también su prohibición de acceder a cualquier estación del metropolitano de Madrid durante seis meses.

La Audiencia Provincial de Madrid ya ha revocado una medida similar impuesta por un juez madrileño a cinco bosnias, consideradas las carteristas más activas de la capital: les prohibió acceder al Metro de la ciudad tras ser acusadas por la Policía de cometer numerosos hurtos desde hace una década. Los magistrados consideran que la protección de “eventuales víctimas futuras en un ámbito vigilado como es la red de Metro”, que consta de videovigilancia, seguridad privada y una brigada de la Policía, no precisa “de prohibiciones cautelares de acceso”.

El pasado 15 de febrero, el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid decidió imponer esta medida cautelar novedosa en Madrid a las cinco detenidas. La medida afectaba al llamado “clan de las bosnias”, las cinco carteristas que durante más de diez años se han dedicado a cometer hurtos en las estaciones del suburbano más frecuentadas por los turistas que visitan la capital. Entre todas ellas suman 330 antecedentes policiales, en su mayoría por hurtos, según informó la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Sin embargo, la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Madrid estimó el recurso de las cinco mujeres y ha dejado sin efecto la medida cautelar de prohibición absoluta a acceder a las instalaciones del Metro de Madrid y de Metro Sur.

Compartir

Deja un comentario