La Policía encuentra drogas y armas en un ‘after hours’ de Dr. Esquerdo

0
834

P. Rodríguez.- La Policía Municipal de Madrid ha abierto un expediente al local de copas Emitions Music Electronic, sito en el número 105 de Doctor Esquerdo, por exceso de aforo y por la realización de actividades distintas a su licencia de funcionamiento, según fuentes policiales. La intervención tuvo lugar minutos después de las 0.15 horas de este lunes y además de constatar las infracciones administrativas anteriores, los agentes encontraron estupefacientes y armas blancas, en poder de algunos de los clientes, contra quienes interpusieron la correspondiente denuncia.

Por todo ello, la Policía Municipal ha abierto un informe ampliatorio de lo ocurrido para proponer a la Junta Municipal del distrito el precinto del local y el cese de su actividad, han señalado las mismas fuentes.

No es la primera vez

publicidad

Según varios testigos residentes en la zona, este ‘after hours’ funciona desde enero de 2011 con horario de apertura en torno a las 05.30 horas de la madrugada los viernes, sábados, domingos y lunes. “También convocan fiestas por Internet indicando un aforo de 150 personas”, reconocen las mismas fuentes.

“Hemos llamado muchas veces a la Policía y ésta solicitó a la Junta que decretara el cese de su actividad en abril. Hemos presentado reclamaciones a la Junta de Distrito de Retiro, que ha abierto un montón de expedientes. Algunos los ha archivado y otros no sé en qué punto se encuentran. La Policía Nacional hace redadas de vez en cuando en busca de drogas. El ‘after hours’ tiene licencia de bar obtenida en 1999 con número 08680, horario de 8 a 2 horas y un aforo de 58 personas. En la puerta figura una instancia general solicitando a la Junta de Distrito el cambio de horario -aseguran-. Pero allí se está ejerciendo una actividad distinta a la autorizada: es un ‘after hours’ de música techno, por lo que necesitaría una licencia especial que no tiene y en un horario para el que no están autorizados. Todo esto lo puede atestiguar la Policía Municipal”.

“En Facebook tienen colgado su horario, pero los técnicos municipales van cualquier otro día que el bar está cerrado o quedan con el dueño y no tiene ni música. Ineficacia, cohecho, prevaricación… no sé que pensar”, sentencian las mismas fuentes.

“El local se encuentra en una zona residencial, donde el volumen, el tipo de música, el fuerte ruido, la cantidad de gente que hay fuera, el horario, la apertura y el cierre continuo de la puerta, donde mucha gente se queda a fumar o charlar… hacen muy incómoda la convivencia. Nuestros jardines se convierten en urinarios. Con este panorama a los vecinos sólo nos queda esperar que ocurra algo como en el caso Usia para que lo cierren. ¿Cuánto tiempo duraría debajo de la casa de Ana Botella?”, se preguntan.

— · —


View larger map
Compartir

Deja un comentario