Un cura de Santa Mónica, acusado de vejar sexualmente a una empleada

0
1255

P. Rodríguez.- Un cura de la orden de Agustinos Recoletos de la Parroquia de Santa Mónica, ubicada en la calle del Príncipe de Vergara 87, esquina con General Oraá, el padre Acacio, ha sido grabado abusando de una empleada, como se ve en este vídeo emitido en LaSexta, en la que le hace desabrocharse el sujetador para, posteriormente, golpearle un pecho.

Cansada de las agresiones sexuales y los golpes, y una vez superado el miedo -asegura que la tenía dominada-, la empleada colocó una cámara enfocando al almacén de la cocina, que es donde ocurrían los abusos cuando los frailes estaban en otras dependencias o en misa, y captó la siguiente escena, que ha adjuntado a la denuncia.

publicidad

La víctima es una inmigrante marroquí que tras cuatro años de abusos ha denunciado al cura, que ha reconocido ante la Policía haber mantenido relaciones sexuales consentidas con ella, algo que la mujer niega. “Yo jamás he entrado en su habitación, ¡jamás!”.

La denuncia ha tardado tanto en llegar porque, además del miedo, ella dependía económicamente de él y temía denunciarle. El abogado José Luis Casajuana, de Casajuana Abogados, que lleva el caso, tuvo que convencerla porque no quería denunciar.

La víctima explica que el padre Acacio le amenazaba con despedirla. “Si tú quieres mantener a tu familia y comer, te callas. Si no, a la calle. Si no hay trabajo para los españoles cómo va a haber para una mierda de inmigrante como yo, como me decía él”.

El padre Acacio está actualmente en libertad con una orden de alejamiento a la espera de juicio.

— · —

Compartir

Deja un comentario