Nuevo escándalo sanitario: contratos troceados para evitar concursos

0
405

P. Rodríguez.- El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, ha confirmado este miércoles 19 de marzo de 2014 que su consejería ha abierto una auditoría interna en el área técnica para comprobar los contratos tras la destitución de la jefa de Servicio, Beatriz Gómez Mayor, la segunda de a bordo del área técnica, por trocear, supuestamente, el contrato de reforma del Centro de Especialidades de Pontones ubicado en la Ronda de Segovia 52 y aprobar una factura falsa.

Foto: ZonaRetiro.com

Según informa el diario El Mundo, en abril de 2013 la Jefatura de Asuntos Generales programó la reforma del Centro de Especialidades de Pontones, ya que se iba a ubicar a unas 90 personas procedentes del número 6 de Julián Camarillo.

Se solicitó un presupuesto a la empresa Bárcenas Rehabilitación que cuantificó los trabajos en 75.221,77 euros, sin contar el IVA. Ese importe sobrepasa los 50.000 euros para obras fijados para la ley de contratos del sector público.

Por encima de esa cifra hay que hacer concurso público y, por debajo, se puede adjudicar a dedo. Por ello, supuestamente se acordó trocear el contrato. Por un lado, uno que recogía algunos trabajos y otro, ficticio acometido por otra de las empresas de Bárcenas Rehabilitación en el que se hicieran trabajos inexistentes en el Centro de Salud del número 24 de la calle Espronceda.

“Esas obras en el Centro de Salud de Espronceda no llegaron nunca a realizarse. Los ejecutó la empresa encargada del mantenimiento de la Consejería, Elsamex”, asegura un portavoz de la Consejería. Una factura de esta entidad emitida el 30 de octubre de 2013, cuando presuntamente estaba trabajando la empresa adjudicataria, de 8.547,40 euros, lo confirma.

Una vez acordado el troceamiento de contratos con Bárcenas Rehabilitación, se decidió que fuesen empresas próximas las que acometieron las obras.

El primer presupuesto lo elaboró Inversiones Princesa Cuve, S.L, que tiene como administrador único a un familiar directo de Joaquín Federico Solís García, la cabeza visible de Bárcenas Rehabilitación.

Al ser un contrato menor, la Consejería de Sanidad decidió invitar a otras dos empresas. Una de ellas hizo una oferta de 75.000 euros y la otra de 80.000. Princesa Cuve, 47.000 sin IVA euros. Es decir, que el presupuesto de las rivales era muy similar al inicial de Bárcenas Rehabilitación, en torno a los 75.000 euros.

La Consejería lo adjudicó a la oferta más baja, a la de la empresa familiar. El 6 de mayo el presupuesto elegido fue recibido y conformado por la jefe de Área de Asuntos Generales. El 25 de agosto se emitía la factura de 47.251,97 euros que fue recibida y conformada el 30 de octubre por la misma persona. Posteriormente, acordó, modificar el importe por 49.739,67 euros.

Al mismo tiempo, y hasta completar los 75.221,77 euros sin IVA del presupuesto inicial de Bárcenas Rehabilitación para Pontones, se pidió un presupuesto para hacer unos trabajos en el Centro de Salud de Espronceda, 24. Fue recibido y conformado por la misma jefa de Área de Asuntos Generales también el 6 de mayo, como el anterior, por un importe de 27.969,86 euros sin IVA.

La empresa que lo presentó fue Gesvisa, Diseño e Interiorismo, S. L. que tiene la misma sede social de Bárcenas Rehabilitación y cuyo administrador único es la misma persona, Joaquín Federico Solís García.

Estos trabajos son los que la Consejería de Sanidad dice que no se han hecho, que se pagó a través de una factura falsa, ya que las obras las llevó a cabo su empresa de mantenimiento. Si se suman las facturas del Centro de Especialidades de Pontones y el del Centro de Salud de Espronceda la cifra da 75.221,77 euros sin IVA. Es decir, el mismo presupuesto que inicialmente hizo Bárcenas Rehabilitación para Pontones.

La Consejería esperará a que finalice la investigación para remitir todos los expedientes sospechosos a la Fiscalía de Madrid.

— · —



Compartir

Deja un comentario