La seguridad del Gregorio Marañón, privatizada y en tela de juicio

0
469

F. Mollá.- El sindicato CNT del Hospital Gregorio Marañon ha denunciado una pérdida de calidad en la atención a empleados y pacientes a raíz de la privatización del servicio de portería del centro, que está en manos de la empresa Ariete, propiedad del padre de la segunda teniente de alcalde de Alcorcón, Silvia Cruz (PP). “La dirección cierra las puertas por la noche poniendo todo en manos de Ariete. La eliminación de la atención individualizada e inmediata que ofrece el personal de las porterías supone la pérdida de la calidad de la atención a pacientes y familiares”, han denunciado en un comunicado hecho público este miércoles 23 de abril de 2013.

El padre de la política trabaja en el centro desde el año 2010, meses antes de que ella fuera elegida para el cargo, y la portavoz del PSOE en Alcorcón, Natalia De Andrés, “sospecha” su familia que pudiese estar sacando rédito del “deterioro” de los servicios públicos sanitarios, al ser su familia dueña de varias empresas encargadas de la seguridad en centros sanitarios públicos.

Entre sus empresas se repartirían “gran parte de los centros sanitarios madrileños”. “Unos datos que demuestran sus verdaderas intenciones”, han señalado estas fuentes, al tiempo de insistir en que “no es de extrañar” que el PP de Madrid dedique, a su juicio, “tantos esfuerzos a privatizar los servicios”.

“No cabe duda que de una forma u otra, siempre sacan rédito y beneficio personal de la aniquilación del sector público de este país”, han señalado.

publicidad

 

Compartir

Deja un comentario