El Marañón echa a los pacientes de media estancia

1
159
Hospital Gregorio Marañón

C. Linares.- “Lo que se hará es trasladar a pacientes de media y larga estancia a otros centros para “reordenar” el servicio, ha afirmado este martes 26 de julio de 2016 el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, tras negar que se vaya a desmantelar la unidad de agudos de geriatría del Hospital Gregorio Marañón, como ha contado el diario El País.

El País informaba de que la unidad de agudos de geriatría del Marañón será desmantelada antes de tres meses, y sus pacientes serán trasladados al Instituto Provincial de Rehabilitación, situado a unos dos kilómetros.

“No se va a desmantelar; se va a hacer una reordenación de las camas”, ha explicado el consejero, sobre todo en lo que se refiere a los pacientes de media y larga estancia.

 

publicidad

De esta forma, ha explicado, se dejarán disponibles 34 habitaciones individuales y 13 habitaciones dobles para agudos en geriatría, y además se ampliará el instituto de oncología.

“Se hará una reordenación de las dos zonas, pero no se desmantela en absoluto la unidad de agudos de geriatría”, ha repetido, antes de apuntar que la Consejería será la que determine cuál es la mejor ubicación para los enfermos en base a criterios médicos”.

Por otro lado, Garrido se ha referido también a otra información de El País que señala que el Marañón dio miles de muestras de tejido humano procedentes de biopsias a distintas empresas farmacéuticas y de diagnóstico de todo el mundo que pagaron por utilizarlas en sus investigaciones.

Según ha indicado, todos los proyectos de investigación y todos los contratos de cesión de muestras habían sido aprobados por el comité de ética del Hospital, y los contratos,que se habían suscrito entre 2009 y 2014, cumplían con la normativa vigente.

Garrido ha subrayado que las muestras usadas eran anónimas, por lo que no es posible que se identifique a los pacientes.

“Todo estaba perfectamente reglamentado”, ha dicho, antes de apuntar que la Consejería de Sanidad determinará si hay que adoptar alguna decisión si en algún momento se descubre “algo que se salta de lo normal”.

La presidenta, Cristina Cifuentes, ha apuntado que se trata de unas prácticas que se daban en legislaturas anteriores y que no tienen nada que ver con su Gobierno, y ha incidido en que actualmente este proyecto “está sin actividad”.

“Y no nos consta que se haya conculcado la legislación vigente”, ha concluido.

Compartir

1 Comentario

  1. En este pais es cada vez más complicado ser anciano, pero lo peor es que todos llegamos.
    ¡¡Felicidades a todos los que contribuyen!!

Deja un comentario