Maternidad de O’Donnell tendrá que pagar 750.000 euros por negligencia

0
640

C. Linares.- Cuatro años después del nacimiento de un bebé que llegó al mundo en la Maternidad de O’Donnell el 21 de abril de 2010 con una atención sanitaria “no  adecuada” en una intervención de urgencia en la que se usaron fórceps, que provocaron la rotura de la médula del recién nacido, el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) ha sido condenado al pago de una indemnización de 750.000 euros: 600.000 son para el niño y 75.000 a cada uno de los padres.

Foto: Zonaretiro.com

La madre, de 31 años, se encontraba en la recta final del embarazo e ingresó de urgencia por una posible rotura espontánea de la bolsa amniótica e inicio de contracciones.

La utilización del fórceps o la tracción o rotación realizada le causó al bebé una “contusión hemorrágica en los segmentos C2 y C3 que afecta en más del 50% a la hemimédula derecha, Síndrome de Brown-SequardC3, una hemorragia subgaleal bilateral extensa, un céfalo -hematoma temporoparietal derecho y afectación de la musculatura diafragmática derecha (parálisis diafragmática derecha)”.

El niño nació arreactivo, hipotónico, cianótico, sin frecuencia cardiaca ni esfuerzo respiratorio, por lo que precisó reanimación tipo IV que obligó a su intubación y ventilación mecánica, ordenándose su traslado urgente a UCI de Neonatología.

A su ingreso en UCIN se encontraba hipotónico, sin movimiento espontáneo de ninguna de las cuatro extremidades, con postura de libro abierto, hiperreflexia, sin respiración espontánea y con un importante cefalohematoma parieto-temporal derecho.

El niño sufría una tetraparesia de predominio en miembros derechos en relación con patología a nivel cervical C2-C3, que ha dado lugar al reconocimiento de un grado de minusvalía del 68%.

El menor sufre un pronóstico desfavorable a nivel motor, digestivo, respiratorio y renal, por lo que precisará la ayuda de tercera persona para todas las actividades de la vida diaria.

 

Compartir

Deja un comentario