Médicos del Hospital de La Paz corean “Cifuentes a la privada”

0
288

P. Rodríguez.- Dos días después del accidente de moto de la delegada del gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y de su ingreso y operación en el Hospital de La Paz, de titularidad pública, un centenar de trabajadores del mismo han llevado a cabo una concentración a las puertas del centro al grito de “que Cifuentes se vaya a la privada”, ya que el partido que representa, el Partido Popular, ha optado por privatizar la Sanidad pública. Una externalización de la gestión que entrará en vigor el próximo mes de septiembre y que afecta a seis hospitales hasta ahora públicos que pasarán a estar en manos de empresas privadas gracias a la mayoría absoluta que ostentan: el Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), el Hospital del Tajo (Aranjuez), el Infanta Leonor (Vallecas), el Hospital del Sureste (Arganda)y el Hospital del Henares (Coslada).

Foto: Zonaretiro

Pese a que el hospital en el que se encuentra ingresada Cifuentes no es ninguno de estos seis hospitales, los empleados de La Paz han decidido manifestarse para demostrar que hasta quienes quieren acabar con la Sanidad pública apuestan por ella para tratamientos y operaciones importantes. Así, a las puertas del centro gritaban: “Éstas son las manos que te cuidan” o “no queremos pagar su deuda con Sanidad y Educación”, entre otras consignas.

“Cifuentes está aquí porque sabe que la sanidad pública es la mejor. Si se hubiera ido al hospital Infanta Sofía (cuya gestión ha sido adjudicada a HIMA San Pablo) seguro que no estaría igual de bien atendida y le faltarían especialidades”, ha señalado una manifestante frente a este hospital de referencia.

Sigue grave

Según el último informe médico, la política, que tiene siete costillas rotas fruto del impacto del coche que la arrolló cuando ella circulaba en moto en la zona del Estadio Santiago Bernabéu, sigue grave, con ventilación mecánica y en estado de semiconsciencia, pero presenta una “leve mejoría”

Este jueves 22 de agosto le han bajado cierta medicación para comprobar cómo reaccionado su organismo y el resultado ha sido bueno, pero continúa sedada para evitar el dolor.

Un día antes, el miércoles 21, el día siguiente al del accidente, se le realizó una prueba neurológica, cuyo resultado fue satisfactorio. No se detectaron daños craneoencefálicos, gracias a que Cifuentes llevaba puesto el casco en el momento de la colisión.

Horas después de ingresar, por la noche del día 20, fue operada por los especialistas del Servicio de Radiología Vascular Intervencionista, que le cerraron una arteria que estaba dañada.

Cifuentes había ingresado horas antes con un traumatismo torácico grave y con hemoneumotorax (acumulación de aire y sangre en los pulmones).

Compartir

Deja un comentario