2.500 madrileñas son diagnosticadas de cáncer de mama cada año

0
102

C. Linares.- Una semana después de que trascendiera que 30.000 mujeres madrileñas se quedaron sin sus mamografías preventivas por un “error administrativo”, este sábado, Día Mundial contra el Cáncer de Mama, la Comunidad de Madrid ha enviado a los medios un comunicado de prensa en el que recuerda que la región fue, en mayo de 2012, la primera comunidad autónoma en incorporar en la sanidad pública la realización de análisis genéticos para seleccionar, de forma individualizada, el mejor tratamiento para el cáncer de mama.

Desde entonces y hasta el pasado 30 de septiembre de 2013, 363 pacientes han sido incluidas en este programa, según criterio clínico, con un coste de 110.000 euros. Un cifra escasa comparando con las 2.500 mujeres que son diagnosticadas de cáncer de mama al año en la Comunidad de Madrid.

Estos tests genéticos de tumores de mama han permitido mejorar el tratamiento en el 29% de las pacientes incluidas en el programa.

publicidad

La mayor parte de las modificaciones tendieron a hacer un tratamiento menos agresivo, pasando de quimioterapia y hormoterapia a sólo terapia con hormonas.

Hormonas Vs quimioterapia

Los resultados de los tests genómicos ayudan a indicar si la administración de quimioterapia será eficaz o no como tratamiento complementario del tumor tras la cirugía, o si es más aconsejable la terapia con hormonas, mucho menos agresiva.

Así, la información de los tests puede permitir a los especialistas elegir el tratamiento más eficaz y menos agresivo de forma totalmente individualizada, en función de las características genéticas de cada paciente y tumor.

Pese a su incidencia, la tasa de mortalidad en la región por esta patología, que es de 22,6 cada 100.000 casos, se sitúa cuatro puntos y medio por debajo de la media española, que es de 27,2 por cada 100.000 casos.

La supervivencia a los diez años de las pacientes diagnosticadas en fase inicial es del 95%.

Compartir

Deja un comentario