Nace la Red de Solidaridad Popular de Retiro

3
592

C. Muñoz*.- Las políticas capitalistas están llevándonos a los trabajadores y a las capas populares a la pobreza. Comienzan a aparecer por todo el estado español grupos de personas que tratan de articular elementos que nos permitan resistir y luchar contra un sistema injusto y criminal.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca es actualmente quizás el movimiento social con mayor repercusión y apoyos en esta respuesta al sistema. Ahora surge una nueva iniciativa que seguramente dará mucho que hablar en los próximos tiempos: La Red de Solidaridad Popular.

La Red de Solidaridad Popular es una asociación de ámbito estatal. Surge para tratar de articular redes de solidaridad y auto-organización popular para dar respuesta a las necesidades más básicas y urgentes que están sufriendo millones de personas abocadas a la pobreza. Ninguna ciudad, ningún pueblo ni barrio es por desgracia ajeno a este empobrecimiento sistémico de las capas populares. Vivimos en una situación de emergencia social, y esta iniciativa surge con fuerza, y con vocación de trabajar desde ya mismo en todos los rincones de España, recogiendo las experiencias ya existentes, aprendiendo del trabajo de miles de activistas que llevan años luchando contra el empobrecimiento de la población, y tratando de aplicar nuevas formas de defensa solidaria.

Frente a las políticas de recortes, frente a la austeridad impuesta por los grandes bancos y multinacionales a los gobiernos títeres, frente al desmantelamiento progresivo del estado, frente a la represión en aumento, la Red de Solidaridad Popular aparece como una nueva esperanza de que la gran mayoría social, humillada y empobrecida por el capitalismo, pase a ocupar un lugar muy importante en el entramado de movimientos sociales que cada vez está más activo. Frente al sufrimiento de tantísimas familias, no podemos cruzarnos de brazos.

La red viene a fortalecer y crear servicios necesarios que el sistema capitalista se niega a mantener en situaciones de emergencia social: bancos de alimentos, bancos de libros y material escolar, asistencia sanitaria, servicios jurídicos para activistas represaliados, y cualquier otra iniciativa que venga a cubrir las carencias más fundamentales en nuestra sociedad.

La Red de Solidaridad Popular no tiene otro sentido que el de luchar por su propia desaparición, una vez que el estado asuma sus propias obligaciones y deberes de no permitir la situación de pobreza de millones de familias españolas. Porque la red no sólo pretende paliar graves problemas como el de la desnutrición de nuestros vecinos o la carencia de recursos materiales en la escolarización, por ejemplo, sino que parte como un proceso de auto-organización y resistencia social y política de las clases trabajadoras.

No se trata de hacer caridad; se trata de organizar y activar a la población para ayudarnos en nuestras necesidades más básicas, y activar mecanismos de lucha contra el sistema capitalista que nos ha llevado a esta situación extrema. La red es una respuesta, no caritativa, sino inequívocamente política. Las iniciativas solidarias tienen la doble mira de solucionar a corto plazo problemas básicos, pero al mismo tiempo, crear la organización necesaria para terminar favoreciendo un sistema que sí defienda los intereses de la mayoría social y nuestras necesidades. Se trata de un proceso organizativo a la vez que de toma de conciencia de las causas de la crisis, para superar el sistema.

La Red de Solidaridad Popular se está integrando dentro del tejido social de cada barrio por todo el estado. De esta manera, ya han surgido iniciativas como la de Cantabria, que hace un par de semanas fue capaz, gracias a los propios vecinos, de recoger más de una tonelada de alimentos no perecederos en un sólo día. En nuestra comunidad autónoma, distintas localidades han comenzado ya su trabajo en red, como por ejemplo en Rivas o Fuenlabrada, con resultados y un grado de participación y movilización ilusionantes.

En Retiro se inicia este jueves los contactos entre todos los vecinos que quieran comenzar a tirar del carro, para posteriormente poder implicar cada vez más a la gente del barrio. El jueves 16 de mayo, a las 19:00 en la calle Seco (esquina con la calle Játiva), en el local que cede IU Retiro a la red, veremos si somos capaces en nuestros barrios de crear un proyecto de auto-organización y resistencia que pueda dar solución a graves problemas de la población. Como dijo el presidente de la Red de Solidaridad Popular, Ismael González, “debemos convertirnos en la retaguardia roja”, sumar desde abajo apoyos suficientes para dar solución a las carencias más básicas del sistema capitalista.

También podemos estar al tanto de las iniciativas de la Red de Solidaridad Popular de Retiro a través de Facebook y de Twitter.

Compartir

3 Comentarios

  1. Me parece una idea estupenda. ¿Esto es lo mismo que la Asamblea Popular de Retiro, a la que aprovecho para felicitar por su aportación en las mesas de votación por la Sanidad Pública?. El neoliberalismo nos incrustó la idea de que todo empieza y acaba en el individuo , y esa errónea idea es la que nos ha conducido a esta situación… salvo a ellos claro, para los que sí es asi, porque para eso hay que carecer de todos esos valores que hacen la vida humana hermosa y sostenible. Así es que en este momento la llamada a la solidaridad y a la justicia es probablemente el único recurso que nos puede ayudar a limpiar esa fea costra. Encuentro que este periódico es un alambique de ideas y conocimiento extraordinario, a mí personalmente me aportan muchísimo columnas como la de la señora Valiente, el señor Villarino y la suya propia, sin menosprecio de otras a las que es verdad que hasta ahora no me he dedicado mucho. De modo que ojalá esta iniciativa prospere para empezar a construir o no dejar que se desmorone totalmente nuestra vida.

  2. A tu pregunta de si “¿Esto es lo mismo que la Asamblea Popular de Retiro?” le respondo que no. Son dos espacios diferentes, y la red de solidaridad de Retiro no surge a partir de la asamblea popular.

    La RSP tiene unos objetivos delimitados y claros, en cuanto a dar respuesta a las necesidades más básicas de los vecinos mediante la auto-organización.

    Sin embargo, parece obvio recordar que cualquier activista de la asamblea popular puede también participar en la red, y ojalá sean muchos los que se unan para impulsar este proyecto en el distrito.

Deja un comentario