¿Qué régimen queremos derribar?

2
162

C. Muñoz*.- De vez en cuando, algún amigo o conocido me pregunta sobre el significado de esta expresión que a menudo utilizamos desde Izquierda Unida y que es representativa de nuestra posición social y política: “¡Abajo el Régimen!” ¿A qué Régimen nos referimos? ¿Qué hay que derribar?

Voy a tratar de ser extremadamente esquemático y breve en este artículo y, para ello, pondré algunos ejemplos que encuadran algunas actuaciones recientes del Régimen que queremos derribar muchos de nosotros. Los ejemplos vienen de diferentes ámbitos: desde lo local hasta lo estatal.

El pasado martes, en la celebración del pleno de distrito en el que Izquierda Unida presentaba, junto a otros grupos, una proposición dando voz a padres y madres del distrito, preocupados por la escuela infantil de sus hijos, varios policías de “la secreta” entre el público, vestidos de civil, se dedicaron a fotografiar y fichar a los “peligrosos padres”, que asistían como público ejerciendo su derecho ciudadano de escuchar a los supuestos representantes “democráticos” del pueblo. El mero hecho de que se les haya tratado como presuntos delincuentes clarifica la manera de hacer política y de utilizar a las fuerzas del estado por parte de los “poderes” del distrito.

Otro incidente, con una mayor repercusión mediática, afectó a otros miembros de las fuerzas del estado, en esta ocasión, tras tratar de multar a una ciudadana que infringió las normas de circulación en el centro de Madrid, para posteriormente darse a la fuga por no considerar que debía dar explicaciones de nada a nadie, ni respetar las normas que todos deberíamos respetar. Esa ciudadana, presunta delincuente, se llama Esperanza Aguirre y es la presidenta del partido que gobierna la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento. Con su actuación, demostró que las leyes son para otros, no para su casta. La casta política del Régimen.

publicidad

Y, siguiendo en el ámbito de las leyes, podríamos pasar a ejemplificar otro de los sustentos del Régimen que vivimos, y que desde Izquierda Unida pretendemos derribar junto a la ciudadanía: la monarquía. ¿En qué se parece la actitud de la presidenta del PP madrileño a la monarquía? En ambos casos, son conscientes de que las leyes las hacen ellos (¿no deberían emanar del pueblo?), aunque en el caso de la monarquía, lo tienen mucho más fácil. El propio ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, exalcalde madrileño, acaba de reformar la ley por la que convierte a la familia real en aforados, y por tanto, no serán juzgados como usted y como yo. Para este Régimen, no todos somos iguales ante la ley. Y eso es inaceptable para Izquierda Unida.

Pasemos a otro de los pilares del Régimen: la Iglesia católica, sustento del anterior Régimen y cómplice y beneficiario del actual. Este mismo viernes, los medios nos brindan un nuevo ejemplo de quienes se consideran elemento fundamental del actual estado español, y que cada gobierno de PP y PSOE ha mantenido en una situación privilegiada. Las declaraciones del obispo de Málaga (uno de los de mayor poder dentro de la jerarquía católica española) vuelven a situar una posición “moral” que afecta al conjunto de la sociedad española, en cuanto a los derechos humanos. Declaró que “el matrimonio homosexual es como el de un hombre y un perro”. Ésa es la Iglesia que recibe ayudas millonarias del actual Régimen en forma de cesiones urbanísticas, contratos educativos (¡educativos!) y parte de nuestros impuestos ciudadanos, entre muchas otros privilegios.

Continuemos con el elemento capital que mantiene todo el edificio en pie. Casta política, estructuras religiosas y sangre real necesitan en nuestro siglo XXI el capital; el dinero. El centro sobre el que todo nuestro Régimen pivota: el de los grandes banqueros, las multinacionales, que con las reglas que “sugieren” a sus políticos, vendidos al poder financiero y alejados del pueblo, hacen y deshacen leyes, se lucran y juegan a sus anchas, financian y corrompen políticos, como bien sabemos estos días por los millones y millones de euros que circulaban en las cajas B de la contabilidad que Bárcenas, Lapuerta, Naseiro y tantos otros repartían por todos los rincones del reino, recaudado de donaciones ilegales y extorsiones que fluían entre corruptos (políticos) y corruptores (empresarios).

Acabaremos con otra parte fundamental para mantener el statu quo del Régimen: los grandes medios de comunicación, casi siempre orquestados desde el poder político y empresarial, unidos de la mano, y que resultan tan necesarios para evitar la caída del Régimen que nos hacen creer democrático. Por supuesto, hay muchos “pequeños grandes” medios, que como Zona Retiro, mantienen la dignidad de la profesión, alejándose de las presiones del poder actual.

En Izquierda Unida queremos derribar este Régimen, y seguiremos trabajando para ello en todos los ámbitos; desde los barrios, desde los pueblos y ciudades, dentro y fuera de las instituciones, y donde el pueblo se decida a acompañarnos y llevarnos. Porque, como se ha demostrado recientemente en el gobierno de Andalucía, algunos queremos gobernar para el pueblo y con el pueblo, porque en IU somos pueblo.

Mientras Izquierda Unida alojaba a desesperadas familias en viviendas desocupadas y de titularidad pública, el PSOE corría a quitar cualquier capacidad de ejercer políticas para la gente. Recordemos que ese mismo partido, el Partido Socialista Obrero Español, es el que hace bien poco indultaba los “deslices” millonarios del vicepresidente del Banco Santander. Eso es Régimen.

Necesitamos que el pueblo tome las riendas del Estado y se las arrebate a la casta política, monárquica, empresarial, eclesiástica y mediática que impiden al pueblo gobernar para el 99%.

¡Abajo el Régimen!

* César Muñoz es Coordinador de IU Retiro y Miembro del Consejo Político Regional de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid.

Compartir

2 Comentarios

  1. A ver si renováis el discurso! Seguís anclado en vuestro pasado y no sabéis ni qué hacer para poder coger la bayoneta… que es lo que os gusta.

Deja un comentario