Verde sobre negro

0
280

C. Muñoz*.- La Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves 24 de octubre refleja los datos que por desgracia parecían inevitables: la Comunidad de Madrid se coloca con los peores datos en el conjunto de los indicadores de empleo y ocupación. Y digo que estos datos parecían inevitables, porque nada ha cambiado en la orientación ideológica de las políticas de empleo del Partido Popular en nuestra región.

Foto: 3Ro (Flickr-CC)

En cuanto a la ocupación, en Madrid se destruyeron 43.300 empleos, para un desastroso total de 150.100 ocupados menos desde 2012. Tenemos el descenso anual más pronunciado respecto a ocupación de toda España, con un 5,45%. Durante este trimestre, también el desempleo ha subido en la Comunidad un total de 10.900 personas más. El número de parados sube un 1,7% y alcanza el 20,05%.

Por supuesto, en todos los indicadores, aparecen siempre unos datos mucho peores para mujeres y jóvenes, víctimas del continuismo en unas políticas que favorecen a las mismas élites de siempre, el patriarcado conservador y que menoscaban las oportunidades de salir adelante de los jóvenes de la clase trabajadora, que cada vez se ven más empujados a emigrar o a sobrevivir en condiciones penosas.

Los recortes en el empleo público, las privatizaciones, la falta de inversión en educación e investigación, las ayudas a los grandes empresarios y la destrucción de los derechos laborales para el empleo estable están manteniendo a Madrid en una situación laboral insostenible. Las políticas del Partido Popular siguen hundiendo nuestra región en todos los aspectos imaginables, mientras desvían una y otra vez el centro de los problemas reales que tenemos los madrileños, como refleja esta última EPA.

Una importante representación de estos enemigos de la ciudadanía saldrá este domingo a manifestarse por nuestras calles. No por la pérdida de futuro, de vidas y oportunidades de millones de madrileños, sino que irán de la mano del integrismo de la peineta y el escapulario a gritar en contra del tribunal de Estrasburgo. Sin embargo, ha sido este jueves, en la jornada de Huelga General Educativa, cuando se han manifestado quienes realmente están luchando por un futuro que dibuje algo de esperanza.

Frente a sus negras mantillas y trajes oscuros y sus aún más negras políticas de empleo, el verde de la esperanza en el futuro, la educación y los jóvenes ha salido a las calles una vez más, para dar una muestra de rebeldía frente a lo injusto de sus políticas. Esperemos que la lucidez empiece a disipar tantas sombras del pasado y del futuro.

* César Muñoz es Coordinador de IU Retiro y Miembro del Consejo Político Regional de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid.

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario