Dimisiones por Ébola

0
631

[BetterWeather-inline location=”40.4180,-3.6688″ inline_size=”large” icons_type=”animated” font_color=”#595959″ unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”][easy-social-share buttons=”facebook,twitter,google,linkedin,pinterest,pocket,print,mail,whatsapp,meneame” counters=”1″ counter_pos=”top” total_counter_pos=”none” hide_names=”no” fixedwidth=”yes” sidebar_pos=”left” print_text=”Imprimir” meneame_text=”Menéame”][ult_animation_block animation=”fadeInLeft” animation_duration=”3″ animation_delay=”0″ animation_iteration_count=”1″ opacity=”set” opacity_start_effect=”70″][td_block3 limit=”2″ custom_title=”En Portada”][/ult_animation_block]

C. Muñoz.- Una vez más somos el centro de atención de medio mundo, y no precisamente por grandes hazañas, sino porque la chapuza de nuestros gobernantes ha puesto en peligro nuestras vidas por una mala gestión y por decisiones ideológicas de desmantelamiento de los servicios públicos. No es nada nuevo ni en nuestro país ni en nuestra Comunidad, pero desde luego, no deberíamos permitir que estos indecentes sigan jugando con nuestras vidas.

Además de la desautorización de la Organización Mundial de la salud con respecto a la repatriación de enfermos con ébola, el presidente del Consejo General de Enfermería lo ha dejado bien claro al referirse al proceso de repatriación del misionero: los sanitarios estaban en peligro y, lo que es aún peor, estos profesionales sanitarios siguen en peligro. Y con ellos, todos nosotros. Por decisiones políticas erróneas y descuidadas.

Ya sólo eso debería bastar para un aluvión de dimisiones, asunción de responsailidades y nuestra definitiva retirada de la confianza en los gobiernos del Partido Popular.

Han generado un gravísimo problema de salud pública y su incompetencia puede llevarse vidas de por medio. Pero por si eso no fuera de la suficiente gravedad, y de la más absoluta irresponsabilidad, el consejero de Sanidad ha demostrado carecer de vergüenza, criminalizando a la víctima, trabajadora de la Sanidad a la que deberíamos rendir homenaje. Incluso llegó a insultarla y a dudar de su inteligencia y profesionalidad.

El Consejero de Sanidad no sólo debería dimitir, sino con él los responsables directos de su nombramiento para un puesto de tal importancia para todos los madrileños. Y por supuesto, habrá que estudiar seriamente la responsabilidad de la Ministra de Sanidad en el peligro y los daños ocasionados, ignorando y no consultando a los virólogos, expertos médicos e investigadores, y por tomar decisiones tan importantes a la ligera.

Desde el comienzo, todos los expertos han señalado que la actuación desde el Ministerio de Sanidad ha fallado en los protocolos, el material, en la prevención y en la vigilancia… y todo por incapacidad política, y no por falta de profesionales, especialistas o material.

Han sometido a un riesgo absolutamente injustificado a las trabajadoras y trabajadores del Hospital Carlos III y en general a toda la población. Y no sólo eso, sino que hay razones que debemos analizar seriamente.

La decisión del PP del cierre a principios de este año de las instalaciones que hacían del Hospital Carlos III el centro de referencia estatal para alertas epidémicas, sin que ningún otro hospital se hubiera abierto en Madrid ni otra Comunidad Autónoma.

Lo ocurrido es también en parte resultado del proceso de deterioro, desmantelamiento y privatización de la Sanidad, que se viene realizando ininterrumpidamente desde 2005 en nuestra comunidad autónoma.

Confiemos en que la prepotencia, ignorancia e incapacidad de los gobiernos del PP en el Estado y en la Comunidad no salgan impunes de este crimen que han cometido con los afectados y con todos nosotros. Y en estos día no debemos olvidar tampoco la “gran” gestión del PP en el desastre del Prestige, del Madrid Arena, del descarrilamiento del AVE… No podemos seguir confiando en ellos.

[BetterWeather location=”40.4180,-3.6688″ location_name=”Madrid” show_location=”on” show_date=”on” style=”modern” next_days=”on” bg_type=”natural” bg_color=”#4f4f4f” icons_type=”animated” font_color=”#ffffff” unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”]
Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario