Fútbol, pelotazos y políticos

0
1561

[BetterWeather-inline location=”40.4180,-3.6688″ inline_size=”large” icons_type=”animated” font_color=”#595959″ unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”][easy-social-share buttons=”facebook,twitter,google,linkedin,pinterest,pocket,print,mail,whatsapp,meneame” counters=”1″ counter_pos=”top” total_counter_pos=”none” hide_names=”no” fixedwidth=”yes” sidebar_pos=”left” print_text=”Imprimir” meneame_text=”Menéame”][ult_animation_block animation=”fadeInLeft” animation_duration=”3″ animation_delay=”0″ animation_iteration_count=”1″ opacity=”set” opacity_start_effect=”70″][td_block3 limit=”2″ custom_title=”En Portada”][/ult_animation_block]

C. Muñoz.- Desde hace demasiados años, los negocios turbios y poco claros planean sobre las relaciones entre políticos en el poder y empresarios que decidieron trasladar su punto de mira a los clubes de fútbol.

La década pasada fue un claro ejemplo en el que la conversión de los equipos de fútbol en sociedades anónimas generó un interés inusitado por las grandes operaciones urbanísticas y de derechos de imagen. No es casual la llegada a nuestro país de grandes inversores extranjeros (rusos, árabes, estadounidenses…) y de la entrada en las juntas de accionistas de los clubes de las grandes constructoras de nuestro país, y grandes empresarios de la imagen. Éste es el caso de los dos clubes más importantes de nuestra capital: el Atlético de Madrid y el Real Madrid.

Empresarios como Florentino Pérez o Enrique Cerezo llevan años juntando en una mezcla explosiva las emociones de cientos de miles de aficionados y los intereses económicos de multinacionales. Pero hay un problema mucho más grave, y son todas las supuestas operaciones ilegales que parecen acompañar a la mayoría de clubes de fútbol de élite, y en concreto las operaciones urbanísticas que han desarrollado Real Madrid y Atlético de Madrid.

Las puertas del Ayuntamiento se abrieron para el Real Madrid una vez que llegó Florentino Pérez, pese a que el alcalde había negado idénticas peticiones a anteriores presidentes. El club consiguió convertir en edificables los terrenos que hoy en día hacen que Madrid parezca Mordor desde las afueras, con las grandes Torres sobresaliendo sobre la capa de contaminación. En sus cuentas, el Real Madrid reconoció “un beneficio extraordinario de 501.886.000 euros” por la operación facilitada y alentada por el Ayuntamiento.

publicidad

Toda la operación urbanística desarrollada en los años del pelotazo, por parte de los mismos que se lucraron y hundieron este país y a sus ciudadanos, deberá ser investigada cuando demos la vuelta a las instituciones. De esta misma manera habrá que estar muy atento al último de los pelotazos en la ciudad de Madrid, en este caso con el Atlético y Ana Botella como protagonistas. El Ayuntamiento de Madrid acaba de cambiar por arte de magia la calificación de la parcela sobre la que se construyó la Peineta, estadio y parcela que hasta ahora tenía un uso público y por tanto no podía ser enajenada, pero que ha pasado a ser carne de negocio privado en detrimento de los madrileño.

Hasta estos momentos, la situación entre el Estadio de la Peineta y la del Atlético de Madrid era la de alquiler, pero no era una situación que beneficiara a los empresarios que dirigen al Atlético de Madrid, sino a los madrileños. De esta manera, asistimos a una nueva cesión de la mayoría hacia unos pocos. Gracias a Ana Botella y al Partido Popular de Madrid.

El Atlético de Madrid ha pedido al Ayuntamiento que revise las condiciones de su convenio; y Fomento de Construcción y Contratas, encargada de levantar el nuevo estadio y una de las grandes constructoras lucradas durante los años de la burbuja inmobiliaria, ha solicitado también un ajuste de los cálculos económicos. De un estadio que en 1994 había costado 50 millones de euros, hemos pasado a observar perplejos cómo el valor del campo se ha cifrado en cero euros. Nos sorprendería si no fuera porque los mismos sinvergüenzas llevan décadas jugando a lo mismo.

La coordinadora municipal de Planificación Urbana, Beatriz Lobón, acaba de declarar que “el compromiso” del Ayuntamiento es “el traspaso de La Peineta” al Atlético en 2017. Vaya sorpresa, después de las recalificaciones y el asombroso cambio de valor…

A todas luces debe instaurarse cuanto antes un mecanismo de control ciudadano que evalúe e impida el saqueo al que estamos siendo sometidos, y vendidos nuestros bienes públicos; los que hemos pagado entre todos con nuestros impuestos. No es posible que sigamos permitiendo caer una y otra vez en los mismos robos injustificables.

[BetterWeather location=”40.4180,-3.6688″ location_name=”Madrid” show_location=”on” show_date=”on” style=”modern” next_days=”on” bg_type=”natural” bg_color=”#4f4f4f” icons_type=”animated” font_color=”#ffffff” unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”]
Compartir

Deja un comentario