AMPAs y educación politizada

12
778

J. A. Plaza*.- El caprichoso viento del norte que está mutando en otoño el clima de nuestra ciudad, de paso voltea también algunos de los principios más firmemente arraigados en nuestro subconsciente colectivo. Hasta ahora era la chiquillada la que procuraba tomarse un receso en sus obligaciones colegiales para montar alguna que otra novillada no precisamente taurina -y quien esté libre de pecado que tire la primera piedra-.

Sin embargo, este pícaro maestral que nos refresca nos trae la nueva de que ahora son los padres (o al menos algunas asociaciones de padres de alumnos) los que piden a sus pupilos que no acudan a clase para protestar por determinadas políticas de recortes que está llevando a cabo el ministro del ramo, Sr. Wert.

Dejando de lado la parte jocosa de la situación, debemos analizar qué alcance y repercusiones tiene esta iniciativa, lo cual es un reto, ya que si existe un tema difícil de debatir éste es la Educación.

La consejera de Educación, Lucía Figar – A. Tezanos

Pongamos como ejemplo el momento en el que la consejera Figar decidió aumentar en dos horas lectivas el horario de los profesores: arreciaron las críticas sobre el poco cariño del gobierno de Aguirre hacia la educación pública, etc. etc..

Por un lado, hemos recibido la noticia esta semana de que nuestro país encabeza la lista europea de fracaso escolar. Una noticia decepcionante, en consonancia con el no muy destacado papel de nuestros estudiantes en el informe PISA.

Sin embargo, al menos en la Comunidad de Madrid, la tasa de éxito en los alumnos que terminan la ESO ha crecido del 70 al 76% en los ultimos años y la tendencia parece al alza.

Siguiendo las recomendaciones públicas de la UNESCO, a consecuencia de la noticia anterior, habrá que revisar también las bases del sistema educativo en España. No sólo en cuanto a la inversión pública, sino también en cuanto a la excelencia que queremos conseguir con ella y a qué coste.

Tener menos niños por aula es una ventaja, pero sólo mientras no se masifiquen las aulas (se consiguen prácticamente los mismos resultados con clases de 15 que de 20 alumnos). Dar menos horas de clase descansa al profesor, pero no influye en los contenidos, salvo que la sobrecarga personal sea excesiva.

La verdadera clave es la calidad de los profesores. Finlandia, país a la cabeza de Europa en este tema, sólo dedica a la enseñanza a los mejores profesionales, que cobran de acuerdo a este caché, y reconoce socialmente esta prestigiosa dedicación. Les recomiendo a este respecto este artículo publicado en The Economist. Es revelador.

El otro factor decisivo es la politización en la dirección de los colegios. Ciertamente, hay una serie de decisiones trascendentes para la vida colegial (como quien pasa de curso con asignaturas pendientes, la asignacion de profesores, las cuentas del ejercicio, los cambios en el uniforme…) que se toman en el consejo escolar.

Y éste está compuesto por un tercio de padres y obligatoriamente por, al menos, un representante de la asociación de padres de alumnos mayoritaria en el centro. Es decir, la influencia de la AMPA en los centros es significativa; y añadamos a esto la relación con el profesorado, la influencia en los contenidos a impartir, los presupuestos que voluntariamente aportan los padres de los alumnos – y que han dado lugar a más de un encontronazo por su gestión-…

No es baladí pertenecer a la AMPA si tienes un hijo en edad escolar. Influencia en la vida escolar que a su vez conlleva el asociacionismo a gran escala como la CEAPA o la CONCAPA, según hablemos de asociaciones laicas o confesionales, para controlar las distintas AMPAS. Y es aquí donde se denotan las alianzas entre política y Educación: no es casualidad que la mayoría de los dirigentes de la CEAPA como Jose Luis Pazos (portavoz), Mercedes Díaz (expresidenta) o Eulalia Vaquero (ex presidenta) estén ligados a partidos y sindicatos de la izquierda como UGT, PSOE  o IU, respectivamente.

Y tampoco es casualidad que la protesta en la que los padres traducen en adalides de la tauromaquia a sus vástagos coincida con un recorte del 90% de las subvenciones a la asociación convocante de la huelga. Éste es un matiz que resume una parte importante de los problemas de la Educación: su intervención por la política, sea del signo que sea. Inciso: y qué decir de la instrumentalización saducea por los poderes políticos regional-nacionalistas: demagogia digna de un Goebbels.

Por tanto, en este problema todas las partes tienen que sentarse y consensuar, pero también alguien deberá gobernar y reformar lo caduco del sistema para conseguir una educación universal, de calidad, que promueva la igualdad en oportunidades y contenidos, despolitizada -esto es fundamental-, dirigida por los mejores y abierta a todos.

*Jose Antonio Plaza es vocal vecino de Obras Públicas de la Junta Municipal de Salamanca y Jefe de Área en la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

Compartir

12 Comentarios

  1. Antonio, con todo respeto, lo que ha hecho el gobierno del pp con la educación no tienen nombre. Ocurre también que la misma gente que trabaja por el bien común, está/estamos en distintos colectivos, y efectivamente, también se ha recortado en otros sitios, pero esto es salirse por la tangente o querer camuflar las cosas o digamos enfangar un problema con el “Tu más”

    Digo que se ha cargado la educación porque ha castigado a las clases humildes subiendo las matrículas, el IVA en material escolar, eliminando plazas de estudiantes y profesores, machacando a los que quedan. Se cobran precios abusivos, en la universidad, hasta por asignaturas que no tienen horas de clase, sólo exámenes y en fin no conozco ningún aspecto de la enseñanza, salvo el de los profesores de religión que elige el obispado y los pagamos todos, que sea digno de mención.

    Cuando compares otros países dinos también por qué las matrículas, los libros, el transporte o el alojamiento de estudiantes son el doble de caros que en el resto de Europa o por qué muchos colegios públicos, sobre todo de infantil, son ya tan caros como los privados.

    Vergüenza me da este país y los políticos que nos dirigen. (y dale un repaso al curriculo de los ministros que tenemos, ya verás qué ejemplos).

  2. Don Bernardino, lo del Generalísimo ese (que Dios confunda) se califica sólo, pero ¿que ha querido decir con lo de los enanos? es que me intriga, je je…

  3. Puede que con lo del HAMPA el señor Plaza tenga algo de razón. Pero no creo que esa sea la clave.
    Primero hay que separar los datos en colegios privados, públicos y concertados.
    Luego eliminar los concertados.
    Y para terminar, para subir la calidad de los profesores hay que motivarles con algo más de lo que reciben en su día a día: recortes y algún tortazo de los padres y alumnos, en sentido literal.
    Mientras en este país no se empiece a valorar lo social: educación, atención médica, atención psicológica, viviremos en un falso estado de bienestar, en el que, cuando falla la pela, todo se despedaza.

  4. El artículo de “The Economist” es revelador: en todo el mundo se habla de reformas en el sistema educativo. El proceso es natural y ya está en marcha; si pretendemos oponernos es una actividad que nos debilita, retrasa y empobrece, además de ser inútil. Es cuestión de entender que los tiempos cambian, nosotros cambiamos y es lo suyo transformarse – siempre en algo mejor. Haced una retrospectiva! Todas las épocas dC son superiores a las anteriores!
    Los canadienses implementan las reformas “sin rencor”. Huelga cualquier comentario, verdad?
    Los polacos se auto-solicitan según los modelos reconocidos y piensan en reformarse para llegar a tener un Hardvard u Oxford polaco. La idea es: hay que tener ideales, hay que superarse, hay que transformarse.
    Gran Bretaña deja la aparición de las Escuelas Libres gobernadas por los padres.
    Os imagináis una escuela en la que los niños se rebelan por la mala gestión de los propios padres?
    No podemos hacer educación como hace no 20, sino 10 años. !Cómo circula hoy la información, cómo interconectamos, cómo tenemos que ser creativos en todo!
    El otro día hablé con una amiga común, búlgara que lleva 20 años en Canadá, enseñando idiomas, haciendo un doctorando, publicando un nuevo método de enseñanza de idiomas, creando a todo paso. Además, madre de 3 niños que van a la Universidad. Me contó que sus hijos trabajan desde los 10 años (ups!!!) y saben que tienen que pagarse la matrícula, los bolígrafos, el comedor, los abonos de transportes. Y son orgullosos de hacerlo, saben valorar el dinero y saben que ir a la universidad como toda educación no es solo asimilación de conocimientos de matemática, química o física sino formarse que se traduce en saber gestionarse, tener principios y valores y saber alegrarse de cada logro sea intelectual como material.

    • Creo que hay un error de juicio:

      ¿Politizar la educacion? ¿En que mente inteligente cabe la posibilidad de llevar, hoy dia, politica y educacion de la mano?

      Cualquier persona sabe hoy dia que recortar en servicios sociales solo puede acarrear mayores problemas. En este caso los “padres y alumnos” protestamos por la perdida de funcionabilidad de las aulas. ¿Como podran afrontar subidas y recortes tan descarados los padres y las publicas? ¿Que consecuencias tienen las decisiones de Mr. WERT & Co.?

      Muy desesperanzadoras para el sistema educativo publico… en otras palabras, solo podra estudiar y aprender en condiciones aquel que tenga el dinero suficiente… lamentablemente es asi.

      ¿El ser humano puede adaptarse a respirar CO2? creo que no (es venenoso). Pues tambien creo que tampoco podemos adaptarnos a que nuestros hijos crezcan con DEFICIT de educacion y mayor precariedad, ellos son el futuro y como tal, debemos protegerlos de señores como Mr. Wert que atentan en contra de un bien tan fundamental como la vida y en pro de la “economia de unos pocos”: La Educacion

      P.D: en 2010: presupuesto en educacion 3.200 millones de € aprox. 2012: 3.000 millones menos que fueron a parar a las bolsas de los receptores de “deudas”…. ¿cuanto queda?

  5. Sería estupendo que la educación estuviera despolitizada y que fueran profesionales que entiendan de educación los que decidieran. Pero eso no es así, al final hacen reformas educativas y todo queda en quitar la asignatura de religión y poner Educación para la ciudadanía, o en pasar un año de ESO a uno más de Bachiller (que en mi opinión es lo mismo).
    Pienso que la verdadera clave de todo (como dice Jose Antonio) está en la calidad de los profesores, junto por supuesto con la familia. Dá igual que el colegio sea público, privado, concertado…. o lo que sea, como el profesor no tengan la profesionalidad que tiene que tener, no será capaz de transmitir al niño lo que debe y que este lo capte.
    Respecto a las AMPAS, mi experiencia (por lo menos en el colegio de mis hijas) es que la mayoría de los padres no valoran su función y se implican poco, por desmotivación, falta de tiempo, comodidad, etc, no sé porque, pero al final cantidad de cosas que se podrían hacer no se hacen, siendo el mejor canal para potenciar la relación entre el colegio, profesores y familias.

  6. Me parece muy interesante y desde luego un asunto que se debería tratar con menos frivolidad. Mientras que en él los políticos encuentren un arma arrojadiza con que atacar o influir, mal vamos.

    La politización de las asociaciones (éstas con más gravedad, pero igualmente otras muchas) es algo que los españoles sabemos hacer mejor que nadie: arrimarse a donde haya posibilidad de rebañar algo. Lamentable.

    Me parece un artículo muy interesante. Gracias.

  7. La clave de la educación, como dice el Sr. Plaza, es la calidad de los profesores. Para mi desgracia,mi hija ha tenido 2 años seguidos una profesora “desastrosa” (es el calificativo más blando que puedo ponerle): poner como tarea para casa que “papá y mamá os enseñen a dividir”, enseñarles lo que son los pronombres 5 días después de haber caido en el examen (que por supuesto, ella no preparaba)… Llegaba tarde a clase TODOS los días, bueno, puedo poner un sin fin de quejas al respecto, pero ME TUVE QUE CALLAR, porque al ser la directora de estudios, me sugirieron en el cole que las críticas no iban a ser bien recibidas, y que además iba a afectar negtivamente al expediente de mi hija.
    Por su lado, el “HAMPA” me indicó que nada iba a hacer, pero eso sí, si que han seguido cobrandome las cuotas mensuales… TRADUCCION; CALLATE, PORQUE AQUI MANDO YO, y si no te gusta, te vas…
    Por eso me indigna que los profesores se quejen porque tienen que trabajar 2 horas mas… En este caso en concreto, lo que tendria que hacer esta NO-PROFESIONAL es dejar su puesto a otro más preparado y con más vocación (que los hay).. Y el HAMPA, DESAPARECER, pues son todos un nido de trepas que aprovechan la representación que ostentan para mejorar su relación personal con los directivos del colegio..
    Por cierto, esto es en un colegio público, para que no haya confusiones…

  8. Tengo que reconocer que yo he tenido mucha suerte con los profesores de mis hijos (por el momento..) Siempre han sido mas o menos simpáticos, pero hasta ahora todos han tenido vocación pedagógica.
    Lo que es una pena es que yo tenga que decir que “he tenido mucha suerte..” cuando debería ser lo normal. Es cierto lo que dice AUTÓNOMA: un mal profesor puede arruinar el curso a tu hijo, incluso puede tener consecuencias posteriores mas graves; falta de autoestima, inseguridad, apatía, rechazo al estudio…incluso fracaso escolar.
    Es cierto que nuestro papel en la educación ética y moral de los hijos es fundamental, básica e ineludible, pero los contenidos académicos se los deben enseñar en el colegio. En casa se les puede dar un apoyo o ayuda, pero conforme los hijos van avanzando en sus cursos hay padres que no tienen un cierto nivel de estudios o de idiomas, por lo que también se sienten impotentes ante unos deberes excesivos y que ellos mismo no saben resolver…
    En fín, la educación de nuestros hijos es fundamental para su futuro, y no puede de ninguna forma estar condicionada por sindicatos de profesores o por AMPAS que pierden subvenciones. La educación es TAN importante que considero que no debería haber sido tranferida a las autonomías.

  9. A mi tampoco me gusta que hayan transferidola educación a las autonomías, ¿porque sólo pueden conocer lo que ocurre en su ciudad? ¿porque los niños catalanes tienen que aprender que el Ebro nace en tierras extrañas? Y por supuesto que la educación está politizada, sobre todo las clases de historia, en las que la historia varia según la ideologia del profesor.

    En cuanto al coste de las matriculas, sé que pagarán justos por pecadores, pero ¿porque con mis impuestos tengo que financiar a los que van a pasar el rato a la universidad o los que asaltan la capilla de la Universidad Complutense incitando al odio religioso cuando esa acción va contra mis principios y creencias?

  10. Una idea errónea que los políticos trasladan a la sociedad es que más dinero implica mejores servicios. Cuando en realidad es más importante cómo se distribuye el presupuesto que la cantidad total. ¿De qué sirve tener 20 alumnos por aula con 20 ordenadores si no fomentamos su interés por lo que van a aprender?
    Pero lo fácil es quejarse de los recortes en educación, los padres protestan porque les costará más comprar los libros el curso que viene, pero no les importa gastar el dinero para que sus hijos disfruten de un móvil o consola de última generación.
    Estoy totalmente de acuerdo en que la calidad de los profesores es básica para obtener buenos resultados en educación. Pero los profesores no pueden hacer solos todo el trabajo, deben sentirse apoyados desde las propias instituciones, para lo que resulta muy importante el refuerzo de la autoridad de los profesores frente a los padres y alumnos. Tampoco les ayuda en nada una masa estudiantil, que lejos de sentirse motivada por el sistema educativo actual, (que te permite ir pasando cursos a pesar de no tener los conocimientos necesarios), asiste a clase por rellenar el día a día, y cuanto menos cueste mejor, así podemos estirar la etapa estudiantil hasta llegar a la universidad.
    Pero esta perspectiva inculcada en los jóvenes no es más que es el reflejo de lo que es España, un país en el que se favorece la igualdad para todos a costa de minimizar el esfuerzo individual, la capacidad de superación.
    Así protestamos si eliminan el subsidio a largo plazo para los parados, pero no exigimos un servicio del INEM eficiente que realmente sea capaz de ofrecer puestos de trabajos a sus “afiliados”, que deban aceptar el trabajo o perder su prestación, como ocurre en otros países europeos.
    En España llevamos años alentando la cultura del “todo gratis”, “todos somos iguales” y “todos debemos recibir lo mismo”. Pero parece que lo que muchos no quieren ver, es que para que unos reciban sin hacer nada, otros deben trabajar y esforzarse, y la motivación de estos últimos, cada día disminuye.

Deja un comentario