El ‘efecto acampada’ existe: los votos nulos y en blanco ascienden un 43%

0
196

G. Bravo.- Gallardón ha mantenido la mayoría absoluta, pero quedarse únicamente con esa idea significaría ignorar lo que desde hace una semana sucede en la Puerta del Sol y el efecto que esto ha tenido en las urnas. En las elecciones municipales de este domingo, el voto en blanco ascendió un 25,6% con respecto a las elecciones de 2007. Así, 43.113 personas optaron por introducir un sobre vacío en las urnas a modo de protesta, una cifra mucho mayor a los 32.066 de las anteriores elecciones.

El voto nulo, por su parte, ascendió un sorprendente 70,2% con respecto a 2007 y, aunque no es posible desgranar cuántos de estos votos nulos fueron intencionadamente fallidos y cuántos lo fueron por circunstancias fortuitas o descuidos, lo cierto es que de los escasos 8.371 votos nulos que se registraron en las elecciones de 2007, este domingo la cifra ascendió hasta los 28.102, casi 20.000 más.

En total, sumando los votos en blanco y los nulos ambos alcanzan la cifra récord de 71.215 votos, un total que supone casi la mitad de los votos conseguidos por Izquierda Unida (163.140) o más de la mitad de los obtenidos por UPyD (119.263) y que supone un ascenso medio del 43% con respecto a 2007.

Este tipo de participación corresponde generalmente a la utilizada por los que consideran que no hay ningún partido que les represente o que están desencantados con el sistema, principales consignas de las comisiones constituidas en la Puerta del Sol tras la multitudinaria manifestación del pasado 15 de mayo.

publicidad

La entrada de UpyD

Otra de las consigas de la acampada en Madrid era la de luchar contra el bipartidismo, y las comisiones animaban a votar a cualquier fuerza política que no fuese ni PP ni PSOE.

Así, la entrada de UPyD con 5 concejales y el sexto concejal conseguido por Izquierda Unida, arrebatan tres concejales al PP con respecto a 2007 y otros tres al PSOE, algo que refleja de algún modo el impacto de las asambleas de la Puerta del Sol en las elecciones de la capital contra el bipartidismo.

Compartir

Deja un comentario