El Consistorio elevará las causas y la cuantía de las multas en 2014

0
497

P. Rodríguez.- Tirar una colilla al suelo en 2014 estará multado con hasta 750 euros, como hacer acrobacias con la bicicleta, pisar o tumbarse sobre un banco, escupir, tirar cosas al suelo, beber alcohol en la vía publica, soltar a perros en lugares no permitidos, subirse a las fuentes, pedir limosna a la puerta de un centro comercial u hospital, vender pañuelos de papel en los semáforos o cobrar por ayudar a aparcar a los vecinos.

BotellaPlenoMunicipal (9)

La cuantía subirá hasta los 1.500 euros si se utilizan elementos urbanos para montar en monopatín o sobre patines, si se orina en la calle, si no se recoge la caca de la mascota, si se lleva a un perro de raza peligrosa sin cadena y sin bozal, si se conduce de manera temeraria y para castigar los comportamientos discriminatorios o de acoso y la mendicidad. Ofrecerse a limpiar parabrisas en un semáforo, solicitar los servicios de una prostituta cerca de colegios o centros comerciales y los juegos o apuestas con dinero también se incluyen en este aparatado.

Y las multas serán de hasta 3.000 euros en el caso de colocar macetas de forma peligrosa en las ventanas, practicar sexo en la vía pública y en los casos de xenofobia y homofobia. También se castigará con hasta 3.000 euros el uso de menores y disminuidos para ejercer la mendicidad.

Son algunos de los aspectos que figuran en el borrador de la Ordenanza de Convivencia Ciudadana en el Espacio Público, hecho público este martes 8 de octubre de 2013, y cuyos fines no son recaudatorios, según fuentes del consistorio, que apuntan que si así fuera, ampliarían el número de efectivos policiales, hecho que no tendrá lugar.

En el caso de la prostitución, el cliente será multado y la sanción se le notificará a su domicilio o se publicará en el Boletín Oficial, en caso de no encontrarle. Las prostitutas no serán multadas por considerarlas objetos de explotación en su actividad.

El Ayuntamiento pretende así “dar una respuesta democrática y equilibrada a las situaciones y circunstancias que puedan afectar o alterar” las relaciones entre vecinos. Y, en esta línea, prohibirá vender pañuelos de papel, limpiar los cristales de los coches parados en los semáforos y las cundas (viajes para trasladar a toxicómanos a los puntos de venta de droga).

También se sancionará la prestación de servicios no autorizados en el espacio público como videncia, masajes y tatuajes y estará penado avisar a los que cometen infracciones de la presencia de los policías en la zona.

Según la concejal de Asuntos Sociales, Lola Navarro, no se trata de coartar la libertad, sino de “limitar conductas que impiden a los demás el libre ejercicio de sus derechos”.

Si la persona multada no es de Madrid, los agentes le tomará los datos para enviarles la notificación. Y si son menores de edad, sus padres podrán ser considerados responsables de las infracciones cuando así lo prevea el ordenamiento jurídico.

Esta ordenanza es de momento un borrador que deberá ser consensuado con los grupos políticos de la oposición.

 

Compartir

Deja un comentario