Aguirre planea liberalizar el horario del ‘mediano comercio’

0
136

F. Mollá.- El anuncio, por parte de la Comunidad de Marid, de su intención liberalizar el horario de todos los comercios de hasta 750m² de superficie, no ha tardado en llegar a los implicados, que ya se han posicionado a favor y en contra de esta liberalización de la actividad comercial en la región.

Al presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández, le parece “muy positiva” para “vencer la crisis a base de aperturas. Todo lo que sea flexibilidad y liberalizar las aperturas de todos los comercios supone facilitar las ventas que ahora estaban con restricciones”, pero el pequeño comercio se verá perjudicado al ampliarse el límite de los 350 metros cuadrados hasta los 750, no encontrándose ya en el mismo nivel de competitividad.

El pez grande se come al chico

Ante los posibles perjuicios, la Confederación de Comercio de Madrid (COCEM) ha reclamado consenso de todas las partes afectadas a la hora de establecer nuevos horarios para los comercios. Pero otros, como la asociación de consumidores FACUA, van más allá.

FACUA está totalmente en contra de este anteproyecto de ley que quiere impulsar la Comunidad porque supondría un “severo golpe” a buena parte del pequeño y mediano comercio, “restándole nuevamente capacidad competitiva. Algo que puede acabar abocando a más establecimientos al cierre dada su incapacidad para competir con las numerosas grandes empresas que se verán favorecidas con esta medida”, han señalado.

FACUA Madrid aboga por una regulación comercial que contemple la libertad horaria sólo para establecimientos de dimensiones reducidas, en torno a los 350 metros cuadrados.

El Gobierno regional va más allá del doble y cree que permitiendo abrir a los comercios de hasta 750 metros cuadrados todos los días del año sin restricciones horarias, Madrid será pionera en materia de libertad de horarios. Estos establecimientos podrían abrir los días festivos si se dedican a la venta “de muebles, artículos de decoración del hogar y bricolage, artículos deportivos, juguetes, vehículos y materiales de construcción”, quedando excluidos únicamente los hipermercados, grandes almacenes y grandes superficies. Se trata, por tanto, de una liberación parcial, no total.

La Comunidad de Madrid pretende sacar adelante la nueva norma “relativamente rápido” y confía en que “dentro de este año” se pueda presentar “una iniciativa concreta”.

Licencia exprés para la apertura de nuevos comercios

Asimismo, el gobierno de Aguirre quiere fomentar la apertura de nuevos negocios suavizando los trámites burocráticos y concediendo licencias exprés. Esto es; en vez de tener que esperar a obtener la licencia municipal, los comerciantes deberán presentar una declaración de responsabilidad (corroborando que cumple con los requisitos establecidos en la normativa vigente y que dispone de la documentación que así lo acredita y que se compromete a mantener su cumplimiento mientras desarrolle su actividad) junto a una autoliquidación del empresario (con la que se adelanta el pago de los gastos de la futura licencia), sin coste adicional.

El pequeño comercio opina

Ezequiel Pérez, gerente de Pzes (c/ Doce de octubre, 11) cree que “en principio la idea puede parecer buena, pero creo que a la larga no va a beneficiar al pequeño y mediano comercio la liberalización de horarios, ya que no garantiza un aumento de la venta sino que supondrá una dosificación de la venta a lo largo de día, sin las típicas ‘aglomeraciones’ que tenemos los pequeños comerciantes. La libertad siempre es buena para todos, pero tiene sus sacrificios. Creo que la mejor opción es educar a los españoles con el concepto de horario comercial que se tiene en Europa, este nos ayudaría a reducir gastos y sobre todo optimizar ventas”.

Compartir

Deja un comentario