Zapata dimite como concejal de Cultura pero se mantiene como edil

0
325

P. Rodríguez.- El concejal de Cultura y Deportes de Madrid, Guillermo Zapata, ha presentado este lunes 15 de junio de 2015 su dimisión a la alcaldesa Manuela Carmena, tras la reunión que han mantenido esta mañana en la sede del ayuntamiento y lo ha hecho público en una rueda de prensa a las 16.00 horas.

publicidad

Renuncia como responsable de Cultura para no condicionar el gobierno municipal encabezado por Manuela Carmena, pero mantiene su acta, lo que le permite continuar como edil. Zapata se vio forzado a “quitarse del medio” a raíz de la tormenta de críticas y declaraciones de repulsa provocada por la difusión de sus tuits con chistes sobre el holocausto judío y las víctimas del terrorismo, y por los que el PP, el PSOE y Ciudadanos exigieron el domingo su destitución fulminante.

De haber renunciado Zapata al acta, habría sido sustituido por Alba López Mendiola, quien en su cuenta de Twitter había escrito tiempo atrás: “Emilio Botín no debería haber muerto tranquilo en la cama, sino en la calle o colgado, como aquellas personas que se suicidaron al ser desahuciadas por su banco”.

A Carmena no le ha quedado otra que afrontar la primera dimisión apenas 48 horas después de tomar posesión y a raíz de una polémica que, en realidad, comenzó pocas horas después de haber sido proclamada alcaldesa, cuando se tuvo conocimiento de los mensajes que Zapata publicó en Twitter en 2011.

En su comparecencia, Zapata afirmó que no es antisemita y que siempre ha rechazado la violencia. El concejal de Ahora Madrid avanzó que ha contactado con los afectados por sus “bromas” para pedirles perdón y anunció que remitirá cartas a los principales señalados, como a la comunidad judía. El edil explicó que deja la responsabilidad de Cultura pero en ningún caso el acta de concejal -mantendrá sus funciones de presidente de la Junta de Distrito de Fuencarral-El Pardo-, al entender que la polémica sobre los límites del humor negro en el que englobó sus mensajes afecta únicamente a su función en Cultura. Zapata dijo que ningún miembro del equipo de gobierno le instó a marcharse y aseguró que su decisión es fruto, en sus palabras, de un “proceso colectivo” y tras haber hablado con la alcaldesa.

Antes de reunirse con su concejal, Carmena admitió que los tuits le causaron preocupación, aun comprendiendo las explicaciones que le dio el edil, y consideró que “la visión sobre el humor negro” de Zapata aconsejaba que pudiese tener “otras tareas” que no fuesen las de “responsable de Cultura”. Tras una hora hablando a puerta cerrada, la alcaldesa aceptó la renuncia en medio de la sucesión de condenas desde que en la noche del sábado el edil hubiese cerrado su perfil en la red social y pedido disculpas.

Zapata explicó que los textos fueron escritos en 2011 con motivo de un debate sobre “los límites del humor”, pero sus disculpas no fueron aceptadas por los grupos de la oposición. Hasta Antonio Miguel Carmona, portavoz socialista, que con sus votos permitió la investidura de Manuela Carmena, llegó a afirmar que Zapata debía irse o, como mínimo, renunciar a Cultura. Una reclamación de cese a la que se sumó el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien tachó sus chistes de “miserables”.

El PP calificó de “insatisfactoria” la decisión de Zapata e “inadmisibles” los planteamientos de “intolerancia” y “crueldad máxima” hacia las víctimas del terrorismo. Para los populares, la alcaldesa Manuela Carmena ha demostrado que no tiene “control político” de su grupo.

El Gobierno criticó las “excusas” del concejal de Ahora Madrid para justificar una dimisión “a medias” y acusó a Sánchez de haber “puesto a Zapata” en el Ayuntamiento. Ciudadanos consideró insuficiente el paso dado y exigió que entregue el acta. Esperanza Aguirre pidió a Carmena que destituya también al concejal Pablo Soto, que incitó a matar a Alberto Ruiz-Gallardón en 2013. Zapata había participado en un escrache contra el político del PP con la plataforma de afectados por la hipoteca. La Policía está analizando los mensajes del edil por si constituyeran delito.

Compartir

Deja un comentario