La Junta de Retiro sacará a concurso la gestión del Teatro Casa de Vacas

0
351

G. Bravo.- El Teatro Casa de Vacas saldrá a concurso público en otoño. La concejal presidente del distrito de Retiro, Ana Román, pretende adjudicar la gestión de la sala a una empresa teatral. O, mejor dicho, simplemente seguirá con el programa diseñado por su antecesor en el cargo, Ángel Garrido -ahora presidente del pleno del Ayuntamiento-.Y, junto con el teatro, con capacidad para 150 personas, también se adjudicará la sala de exposiciones, que expone cada mes una colección diferente de pintura o escultura.

Foto: Zonaretiro.com

Según informa el diario La Razón, ya está diseñada la programación hasta prácticamente 2014 y Román ha solicitado al Museo Reina Sofía que incluya este espacio en su itinerario cultural para enlazarlo así con las actividades que ya desarrolla esta pinacoteca en el Palacio de Cristal y la casa de Velázquez. Asimismo, Román pretende que Casa de Vacas sea escenario de la gira de las compañías de teatro y danza del Ayuntamiento. Un teatro político Nunca un espacio tan pequeño había causado tanto que hablar en el Retiro; al menos hasta que llegó la polémica de los quioscos desahuciados -por los que ya se sabe que el Ayuntamiento facturará 3 millones de euros-. Hace un año, apenas un mes después de las elecciones municipales de mayo, el entonces nuevo concejal presidente del distrito Retiro, Ángel Garrido, ordenó a la gerente de la Junta de Distrito Retiro, Eulalia Fernández, clausurar el teatro Casa de Vacas, sin previo aviso y sin explicación pública. Según los testimonios de varias personaspresentes, Fernández echó la llave y prohibió la entrada a cualquier persona ajena a la Junta bajo la mirada atónita de dos compañías que se encontraban en ese momento preparando las obras que se estrenaban esa noche. Un proceder bastante similar al que han sufrido algunos de los quiosqueros del parque -según han explicado ellos mismos en varias ocasiones a los medios-. Al incidente de Casa de Vacas le sucedieron una serie de acusaciones públicas entre Garrido, y la entonces directora del Teatro, Susana Solé, en las que el primero le acusó ésta de haber vendido entradas para Julio de forma fraudulenta -cuando sabía que su contrato con la Junta vencía el 30 de junio-, mientras Solé mantiene que el programa de julio se acordó en abril con el Ayuntamiento -máxime cuando las obras forman parte del programa de Veranos de la Villa-. Y entre ambas posturas, se encontraban los actores de varias obras programadas para el pasado verano y que fueron canceladas. Con todo, tras varias reuniones con el equipo de la Junta de Retiro consiguieron ‘quedarse’ temporalmente con el teatro hasta recuperar el dinero invertido o perdido en unas obras que ya se han expuesto durante el invierno, por el trato ya ha terminado y el teatro sigue su ruta de navegación hacia el concurso público.

Compartir

Deja un comentario