Carmena bajará el IBI a los pisos y se lo subirá a comercios y bares

0
155
Vistas aéreas de la calle Máiquez - ZR

P. Rodríguez.- La bajada del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que el Ayuntamiento aplicará en los próximos presupuestos será lineal -no progresiva- para todos los edificios con uso residencial, por lo que beneficiará a todos los madrileños, pero lo subirá en determinados usos no residenciales.

“La bajada es lineal a mi pesar, será una bajada muy significativa que le puede suponer 15 euros a un piso de Carabanchel y 350 a uno del barrio de Salamanca”, ha explicado el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato durante un desayuno informativo en el que no ha concretado el porcentaje de bajada pero ha dicho que será “muy significativo”.

15 euros menos para un piso de Carabanchel y 350 para uno del barrio de Salamanca

El descenso en el impuesto “va a beneficiar más a los ricos”, quienes serán “futuros votantes de Ahora Madrid”, ha ironizado Sánchez Mato, que ha admitido estar “en contra” y no sentirse “orgulloso” de este tipo de bajada que le reclamó el pleno municipal.

La bajada afectará a cerca de 1,4 millones de recibos y se aplicará a todos los propietarios, con independencia del número de metros cuadrados de las viviendas y del número de inmuebles que posean.

publicidad

Ese cambio en el IBI residencial se compensará con una subida en los usos no residenciales a partir de determinados metros catastrales: se subirá el IBI a una “minoría” de comercios, almacenes y oficinas, ha dicho el edil. Subida para algunos locales de ocio, almacenes, comercios y oficinas Concretamente, entre el 1 y el 5% de los inmuebles de usos no residenciales verán incrementado el impuesto: se subirá el IBI al 5,4 % de los locales de ocio y hostelería, al 0,2 % de los almacenes, al 2,8% de los comercios y al 5,6 % de las oficinas.

Este cambio en la recaudación del IBI supondrá un descenso de los ingresos de 18,5 millones de euros, que se compensará con un aumento de 50 millones en la recaudación por subidas en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y otras tasas municipales, como una para los “grandes generadores de residuos” por la que se obtendrán 4 millones de euros.

Esos cambios permitirán al Ayuntamiento recaudar 18,5 millones de euros más. Habra además modificaciones en las exenciones fiscales -no en los edificios de la Iglesia porque no es competencia municipal-, y se está estudiando la aplicación de impuestos a todos aquellos que usen los espacios públicos, inlcuidos los bancos que tengan cajeros en la calle.

El concejal ha anunciado que los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid del próximo año verán incrementado entre un 10 y un 20% el gasto social para invertir fundamentalmente en los distritos y hacer frente a las necesidades sociales “no atendidas” en los últimos años.

Compartir

Deja un comentario