Infraestructuras y salarios públicos

0
634

[BetterWeather-inline location=”40.4180,-3.6688″ inline_size=”large” icons_type=”animated” font_color=”#595959″ unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”][easy-social-share buttons=”facebook,twitter,google,linkedin,pinterest,pocket,print,mail,whatsapp,meneame” counters=”1″ counter_pos=”top” total_counter_pos=”none” hide_names=”no” fixedwidth=”yes” sidebar_pos=”left” print_text=”Imprimir” meneame_text=”Menéame”][ult_animation_block animation=”fadeInLeft” animation_duration=”3″ animation_delay=”0″ animation_iteration_count=”1″ opacity=”set” opacity_start_effect=”70″][td_block3 limit=”2″ custom_title=”En Portada”][/ult_animation_block]

J. E. Villarino*.- A pesar de los fiascos de buena parte de las nuevas infraestructuras que han llevado a cabo los gobiernos democráticos, ninguna responsabilidad ha trascendido al ámbito judicial, penal, civil o administrativo. Pero, según hemos conocido la semana pasada, tampoco en los salarios de los políticos llamados “altos cargos”. Si los salarios públicos midieran la eficacia y dedicación de los políticos, el presidente del gobierno queda en muy mal lugar.

Infraestructuras sin ton ni son, a crédito

Al menos en campañas pasadas, el eslogan televisivo de Metro de Madrid decía: “Metro de Madrid vuela”. Vuelan también los AVEs a sitios con pocos viajeros, vuelan los aviones que despegan y aterrizan en nuestros principales aeropuertos, pero no así los de una gran mayoría que están ayunos de aeronaves la mayor parte del día.

Hemos volado y seguimos volando demasiado alto por culpa de unos políticos que han comprado sus votos a golpe de kilómetros de Metro, de kilómetros de alta velocidad, de aeropuertos en medio de la Mancha, en los Pirineos, en la Plana castellonense, etcétera, etcétera, más tiesos de viajeros que la mojama.

Su chequera han sido la Cajas de Ahorro -mejor llamarlas Cajas de Despilfarro- que con el dinero de todos y algo de Bruselas han permitido financiar en parte tamaños despropósitos. No así otros engendros que lo han sido con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

publicidad

El engaño se ha producido de la siguiente manera: nosotros metimos nuestros ahorros en las Cajas para proveer de algún recurso nuestro futuro, ellos los trincaron, incluso para sí, nos vendieron la burra del progreso para tardar media hora menos en llegar al pueblo, cogieron nuestros incautos votos y, finalmente, visto el desastroso resultado de las infraestructuras, hemos tenido que volver a pagar el desaguisado que dejaron.

Total, que nos hemos quedado magros de dinero, pero hartos de infraestructuras que aún debemos pagar.

La operación de las nuevas infraestructuras produce más pérdidas y más deuda

Esto por lo que se refiere a las infraestructuras, pero si nos fijamos ahora en las empresas públicas que las operan, los resultados son igualmente desalentadores: Metro de Madrid pierde cada año que pasa más dinero, Renfe Operadora no acaba de despegar y sólo cuatro líneas de alta velocidad son rentables, de un total de más de 50, sin contar los trenes de Cercanías y los de Media Distancia, que alguien, por decreto, ha dicho que son todos ellos OSP (Obligaciones de Servicio Público).

De los 47 de Aena, solamente seis u ocho, los radicados en zonas turísticas, ganan algo de dinero. Ni Barajas, ni El Prat ganan nada a pesar de ser los de mayores tráficos, debido a las inversiones faraónicas llevadas a cabo en ambos aeropuertos.

Sus deudas, también vuelan. La de Renfe supera ya los cinco mil millones de euros, la de Adif se acerca a los quince mil y volverá a tomar prestados mil millones más en los bonos que prevé emitir a inicios de este próximo año y la de Aena es un auténtico lastre para su privatización.

Teóricamente, estas son infraestructuras de las llamadas “productivas”. Existen otras muchas, que básicamente han patrocinado comunidades autónomas y ayuntamientos, que han resultado orondos fracasos.

Casas mal llamadas de las ciencias, auditorios, casas de la cultura, pabellones y un largo etcétera. Puro gasto -nada de inversión- y puro despilfarro. Por lo que se ve, para los fiscales y jueces tanto AVE, aeropuerto, pabellón, palacios de la nada, no tienen encaje en ninguna figura delictiva ni penal, civil o administrativa, ni siquiera su cese, ni siquiera una rebaja, simbólica en sus salarios.

Pese a la mala gestión de los políticos, sus salarios no se han visto afectados

De parte de los responsables de estos fracasos hemos conocido la semana pasada sus sueldos en la web de la transparencia gubernamental a la que le queda todavía más opacidad que a los cristales de una churrería.

La otra parte de responsables, son de los gobiernos anteriores, de los de González acá, en los que se fraguaron buena parte de todos los despropósitos a que nos hemos referido.

Como dice mi amigo Jesús, cuando su sesuda mente no se explica alguna cosa: tendrá que ser así. Por lo que hemos visto, si los sueldos de los “altos cargos”, -lo de cargos sí pero lo de altos no se de qué- obedecen a su sapiencia y responsabilidad, deberían estar casi todos ellos ya en su casa.

Ahí está su gestión y ahí sus salarios que, digan lo que digan no están nada mal, para los tiempos que corren o sin los que corren. Sus meteduras de pata, o cosas más graves cuando se puedan demostrar, han sido gloriosas, al igual que sus sueldos.

Otro día hablaremos de los sueldos públicos en sí, pero un gobierno con su presidente a la cabeza que gana menos que sus subordinados, o tiene mal la autoestima o no se cree lo que hace, ni que lo que hace, lo hace bien.

En una empresa privada a quien no cumple o se le quiere desmotivar para que se vaya, se le rebaja el sueldo y se le deja el último en la escala salarial. El presidente parece que no se entera.

* José Enrique Villarino es economista y consultor, especialista en Transporte, y miembro del Foro del Transporte y el Ferrocarril (FTF).

[BetterWeather location=”40.4180,-3.6688″ location_name=”Madrid” show_location=”on” show_date=”on” style=”modern” next_days=”on” bg_type=”natural” bg_color=”#4f4f4f” icons_type=”animated” font_color=”#ffffff” unit=”C” show_unit=”on” visitor_location=”off”]
Compartir

Deja un comentario