Nuevas estaciones de Cercanías mientras se abandonan las existentes

0
393

J. E. Villarino*.- El presupuesto de Fomento prevé destinar 500 millones de euros para el transporte regional madrileño y examinará la viabilidad de una extensión de la red de Cercanías, con cinco nuevas estaciones.

Las localidades elegidas son Torrejón de la Calzada, Torrejón de Velasco, San Agustín de Guadalix, Algete y Mejorada del Campo, localidades donde no existen vías en la actualidad. También se prevé la prolongación de la línea de Fuenlabrada hasta Illescas, en Toledo.

Por otra parte, Fomento estudiará igualmente la viabilidad de llevar el AVE a Barajas, realizar los estudios preliminares sobre una variante que penetre en los núcleos urbanos de Las Rozas y Majadahonda y la tercera y cuarta vía entre las estaciones de Pinto y Aranjuez.

En concreto, de los 500 millones 52,5 serán para Cercanías a fin de costear los estudios de viabilidad de llevar los trenes a las antedichas localidades.

Las Cercanías de Madrid están caídas, pero Fomento quiere abrir nuevas estaciones en la Comunidad. Cuando decimos caídas queremos decir que las estaciones están bastante sucias, otras vandalizadas, sobre todo las que carecen de personal, la megafonía en estaciones y andenes se avería cada tres por cuatro, circulan trenes con graffitis, cosa que hasta ahora siempre se evitaba para evitar falsas esperanzas a sus autores y así otras muchas deficiencias.

Las Cercanías le salen a Cifuentes gratis total, económica y políticamente

Hasta ahora las nuevas estaciones que, de vez en cuando, se iban abriendo al público necesitaban de dos requisitos: una demanda que justificase la existencia de una estación con un n.º mínimo de viajeros y que esa estación o estaciones se abriesen en una vía ya existente.

Pues bien, aunque de puertas para afuera es Fomento el que saca la noticia de estos nuevos proyectos, la realidad es que se trata de la Comunidad de Madrid y, más concretamente su presidenta la señora Cifuentes, conocida por su desmedida ambición política,que carece de límites.

Esta señora, por el peso que tiene en el partido Popular, hace y deshace en Madrid y manda más que el propio ministro de Fomento.

Y por pedir, que no quede porque sabe la presidenta perfectamente que, en este caso, hace política con la pólvora del Rey y que las estaciones que en su día inaugurará, a la Comunidad le saldrán gratis total. La titularidad de las Cercanías españolas es del ministerio de Fomento, con la excepción de las barcelonesas que fueron transferidas, aunque siga gestionándolas Renfe y pagándolas el Estado.

Poca población que justifique nuevas vías y nuevas estaciones

Red ferroviaria del área metropolitana madrileña y las nuevas estaciones estudiadas por Fomento

Como ya hemos dicho, las localidades en estudio no sobresalen por su población. Las dos del norte y la del este: San Agustín del Guadalix, Algete y Mejorada del Campo, todavía se mantienen como poblaciones de tipo medio-bajo en el contexto regional. Por el contrario, las estaciones del sur, Torrejón de la Calzada y Torrejón de Velasco, tienen poblaciones mucho más pequeñas, que no sobrepasan los 8.000 habitantes.

Si la demanda es más bien escasa en todos los casos, las inversiones en llevar el tren a estas localidades madrileñas hacen que la viabilidad económica sea absolutamente nula e igualmente la social. ¿Es lícito y socialmente justificable llevar a cabo unas inversiones importantes, pagadas con impuestos de todos los españoles, para que solamente unos pocos se beneficien de ellas?

Bien es cierto,que hay que decir que todos los servicios de Cercanías, algo así como cuarenta y alguna línea en toda España, ninguna de ellas obtenga beneficio alguno, incluida la joya de la corona de todas ellas, la de Móstoles-Fuenlabrada de Madrid, que año tras año recolecta importantes números rojos.

La razón no es otra, dejando a un lado las amortizaciones, elevadas por lo elevadas que suelen las inversiones en el ferrocarril, que en el 99,9% de los casos de las líneas ferroviarias, y no sólo las de Cercanías o Media Distancia que son OSP (Obligaciones de Servicio Público) los ingresos ni siquiera cubren los costes variables de explotación.

Aún así, la experiencia nos dice que el umbral poblacional mínimo para que se justifique socialmente una nueva estación de Cercanías, que varía de unas regiones a otras, es en valores medios de 30.000 habitantes, con buena accesibilidad de la población a la nueva infraestructura.

No repetir errores del pasado

Mega-Plan de Cercanías del Psoe 2009 – 2015

Esto, le decíamos a la Ministra Pastoren Junio de 2012: “Ministra, ya se lo dijimos cuando tomó posesión: ni se le ocurra leerse el Plan de Cercanías 2009-2015 del PSOE, que es un plan disparatado, con planteamientos inasumibles, alejados de las demandas de movilidad de los madrileños, caro y malo.

Y como ahora no tiene un duro, pues no haga nada, que con mantener lo que tiene ya le vale y si en algún año y sigue usted de ministra de Fomento tiene algo de dinero, pues piense estas cosas que ahora le contamos.

El Plan Cercanías 2009-2015, contemplaba la inversión de aproximadamente 5.000 millones de euros de Fomento y de otros 1.000 millones de la Comunidad para construir 115 kilómetros de líneas, reformar 55 estaciones, construir otras 25 y levantar cinco intercambiadores.

Pero el único proyecto finalizado hasta ahora es el tramo entre terminal T-4 de Barajas y la estación de Chamartín, inaugurado en septiembre de 2011 tras una inversión de 218 millones. El resto se encuentra pendiente. Como la mayoría de los grandes proyectos, el plan quedó suspendido por la crisis. La ministra, parece que nos hizo caso.

Las Cercanías madrileñas ya no aguantan más prolongaciones, por eficiencia y porque ya se convierten en inoperables. Para llegar más lejos están los trenes regionales y el área metropolitana y la región ya están servidas. Claro, cada alcalde que no dispone de ellas las demanda, lo mismo que ocurrió con el AVE y los aeropuertos. No caiga usted en la misma trampa”.

Pues bien, todas las nuevas estaciones que propone Fomento en 2017 ya estaban hace ocho años en este Plan, que no recomendábamos a la Ministra, por las razones antedichas.

El PP hace seguidismo en políticas de transporte de lo que hacen o proponen los socialistas. Y cuando han hecho algo motu proprio, la han fastidiado, cual es el caso del Metro Sur de Gallardón, perfectamente prescindible, sin arraigo funcional y el tren a la Warner, cuyas vías hubo que levantar porque no había demanda,y el tren (Metro) a Arganda.

Aguirre tuvo más aciertos que Gallardón, a pesar de sus sombras y de los más de cien nuevos kms de líneas metropolitanas y algunas prolongaciones y nuevas estaciones, discutibles.

Ministro De la Serna, gaste el poco dinero de que dispone en mantener lo que ya tiene, en vez de plantear nuevas estaciones, que ya se verá si procede o no construir, dada la baja población de las localidades donde se prevén implantar. El día menos pensado, las Cercanías le pueden colapsar entre las manos.

* José Enrique Villarino es economista y consultor, especialista en Transporte, y miembro del Foro del Transporte y el Ferrocarril (FTF). Autor del blog ‘Paseo de coches’ en Zonaretiro.com

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario