Car2go Madrid favorece una movilidad urbana más sostenible

0
181

J. E. Villarino*.- Decía hace dos semanas que las bicicletas, en las condiciones que actualmente se dan en la ciudad no eran la panacea en la solución de la congestión y la contaminación de Madrid. Es más, tampoco lo son los modos clásicos y convencionales de transporte público como el Metro, Bus, Interurbanos, taxi, etc, que se han mostrado ineficientes frente al principal causante que es el vehículo privado. Allá por 1973, joven profesional con solo un par de años como titulado asistí a un NO-DO que ya ponía de relieve las dos lacras citadas de la ciudad madrileña.

La solución a la congestión y contaminación de las urbes: tecnología, tecnología y tecnología

La solución a la congestión y la contaminación de las grandes ciudades está en la tecnología. Como en una parte muy importante de otros muchos problemas. La solución radica en la suma del binomio transporte público + un transporte intra-ciudad, ligero, no contaminante, versátil y de fácil aparcamiento.

Decía que la solución está en la tecnología y, más concretamente, en nuestros bolsillos, en los smartphones a los que estamos pegados la práctica totalidad de nuestros días. Términos como ecosistemas, apps, la internet de las cosas, el vehículo conectado, el vehículo eléctrico y la conducción autónoma, nos van a ser cada vez más familiares. Sin duda.

De igual manera, el ridesharing o los viajes en tiempo real, viajes instantáneos, viajes ad-hoc, es un servicio que organiza viajes compartidos  de corto radio, que requiere de un smartphone, un dispositivo de navegación GPS y una red que puede manejar un algoritmo de optimización de rutas, pagos, etc.

O el carpooling, el vehículo compartido que, al tener más gente usando un vehículo, reduce los gastos de viaje por persona y es también una manera más respetuosa con el medio ambiente, que reduce las emisiones de carbono, la congestión del tráfico en las carreteras, y la necesidad de plazas de aparcamiento. Las autoridades suelen animar a compartir el coche, especialmente durante los períodos de alta contaminación o altos precios del combustible.

Finalmente, el carsharing o coche compartido consistente en el alquiler vehículos por períodos cortos de tiempo, a menudo por la hora, atractivos para los clientes que hacen uso sólo ocasional de un vehículo, así como otros que quisieran acceso ocasional a un vehículo de un tipo diferente de la que consumen día a día. La organización de este sistema puede ser una empresa comercial, cooperativa o agrupación ad hoc.

Car2go Madrid: Una operativa comercial sencilla, eficaz y limpia

“Con car2go siempre tendrás un coche cuando lo necesites. Usa nuestra app para alquilar, conducir y aparcar..”. Esto es lo que reza en su web. Más fácil y sencillo, imposible.

Car2go es una filial de Daimler AG que presta servicios de carsharing en las ciudades europeas y norteamericanas y que ha irrumpido con éxito en Madrid, en el ámbito de la “almendra central”. La compañía ofrece en exclusiva los vehículos Smart Fortwo y Mercedes-Benz. Los usuarios pagan por minuto, existiendo tarifas horarias y diarias. No existe la típica oficina de alquiler centralizada, siendo la localización de los coches mediante una app de smartphone descargable por el usuario. A partir de octubre de 2016, car2go es la compañía de uso compartido de vehículos más grande del mundo, con más de 2.000.000 asociados.

Este servicio ya está presente en 31 grandes ciudades de Europa y América del Norte y para su lanzamiento en Madrid, la empresa ha rediseñado completamente su funcionamiento. Opera con vehículos Smart Fortwo, aunque en la mayoría de las ciudades lo hace con una flota de gasolina o híbrida, mientras que en Madrid se ha lanzado con una flota íntegramente eléctrica.

Ante la falta de infraestructura de postes de recarga, la compañía ha diseñado toda una operativa que incluye carga rápida, personas que recogen los vehículos cuando estos descienden de un nivel de carga determinado, y varios puntos de recarga en diversos puntos de Madrid, de manera que el usuario únicamente tiene que descargarse la app y llevar a cabo el proceso de alta en el servicio.

La operativa para el usuario es sumamente sencilla. Una vez que el usuario ha validado su carnet y se ha registrado, sólo tiene que consultar en su teléfono móvil dónde se encuentran los coches más cercanos y acudir en busca del que más le conviene. Tras validar el alquiler desde su terminal, el vehículo se abre y arrancará después de introducir un código de seguridad de cuatro dígitos. Para aparcarlo, basta con hacerlo en una de las plazas azules o verdes, autorización negociada con el Ayuntamiento madrileño.

Car2go, tarifas más simples y baratas que el taxi

tarifas-car2go

El método de pago de Car2go es a través de tarjeta (en el registro el usuario tiene que dejar su número) y la autonomía de un vehículo totalmente cargado es de unos 130 kilómetros y un coste de 0,19 € por minuto. Cuando el trayecto supera los 50 km, el coste por minuto pasa de 19 a 29 céntimos, mientras que el precio de alquilar uno de estos coches durante todo un día asciende a 59 euros. Si comparamos el precio por hora, que en el caso del taxi es de 20,50 o 23,50 €/hora, es en Car2go de 11,40 €, no existiendo suplementos.

En estos primeros meses de funcionamiento, la zona de recogida y aparcamiento de los coches está restringida al área de dentro de la M-30. Car2go ha iniciado su andadura con un total de 350 vehículos, ampliados a 500, con perspectivas de crecimiento si la experiencia tiene éxito y se alcanzan los objetivos previstos.

* José Enrique Villarino es economista y consultor, experto en Transporte y columnista de Zonaretiro

Compartir

Deja un comentario