Ave de Arabia: pintan bastos

0
2182

J. E. Villarino*.- El ministro de Transporte y Presidente del Consejo de la Saudi Railways Organization, Abdullah Al-Muqbel, ha pedido a los contratistas del AVE a La Meca que completen las fases restantes del proyecto tan pronto como sea posible y que presenten en los dos meses un plan de emergencia para evitar retrasos en las operaciones de ejecución, según publica Arab News.

Una de las cinco estaciones del proyecto Al-Haramain (Arab News)
Una de las cinco estaciones del proyecto Al-Haramain, el pasado 22 de diciembre (Arab News)

El ministro advirtió que ésta era la última oportunidad para la realización del proyecto del tren de Al-Haramain antes de emprender acciones penales si es necesario, y, además, aseguró que puede llevar a cabo la retirada del proyecto por parte del contratista.”

Según esto, pintan bastos para el consorcio español  que en su defensa aduce que ya está ejecutado el 60% de la totalidad del proyecto y que los retrasos habidos lo han sido por los retrasos en la entrega de la infraestructura del consorcio chino-saudí.

Todo huele a que aunque la realidad sea la que dice el consorcio español, existe una voluntad por parte del nuevo ministro saudí de transportes y presidente de la corporación ferroviaria saudí, de rescindir el contrato con el consorcio español.

ave-arabia-saudi
Imagen de presentación de Saudirailways.org

 

Según fuentes del sector, el nuevo ministro recién nombrado era partidario de la adjudicación del Ave La Meca- Medina a la oferta francesa, en detrimento de la española-saudí. La reciente visita, no anunciada, a las obras en varios tramos de la misma se puede interpretar como una inspección para conformar un argumentario que desemboque en una rescisión del contrato. Todo suena a un mandato de que el consorcio vaya recogiendo, para dar paso a un nuevo contratista. Quizá no por la totalidad, pero sí por alguna de sus partes. ¿Continuaría Renfe siendo la operadora por los años inicialmente previstos?

No hay una respuesta previsible, pero pintan bastos. No queremos ni pensar en las consecuencias que la cancelación de este proyecto, que todo el mundo se lanzó a calificarlo de “marca España”, tendría para la industria española y la ferroviaria en particular. No digamos para nuestra ingeniería y el prestigio de España, que ha costado labrarse con muchos años de trabajo en el exterior.

Va a hacer falta toda la artillería de los servicios del exterior españoles así como de los apoyos que en su día inclinaron la balanza de la adjudicación hacia la oferta española, para neutralizar este grave e importante contratiempo  a que se enfrenta el consorcio español.

La segunda parte, es que el consorcio tampoco ha hecho todas las cosas bien. Ha existido competencia por ser el primer espada entre miembros y representantes de las empresas consorciadas. Más tarde hubo reproches mutuos de retrasos entre unos y otros. Más recientemente ha habido nombramientos fallidos y han sido apartados, más bien motu proprio, de técnicos muy cualificados para sacar ese proyecto adelante. Los enfrentamientos entre OHL y la gallega Copasa son notorios y conocidos.

El proyecto de Arabia requiere de profesionalización en sus dirigentes y no figuras gestoras que tanto sirvan para un roto o un descosido. Tampoco requiere de personas que utilicen el proyecto como una plataforma para medrar en un futuro no lejano. Ha faltado coordinación, autoridad, disciplina y ha sobrado laxitud por la que una vez conseguido el contrato algunos ya se podrían echar a la bartola. Adif debió liderar el proyecto desde el primer momento, pero estando Adif como está y los affaires que tiene encima ……

Si existen retrasos en plazos y calendarios demostrables, pintan bastos muy gordos para la continuidad del proyecto. Y si no, puede que también.

* José Enrique Villarino es economista y consultor, especialista en Transporte, y miembro del Foro del Transporte y el Ferrocarril (FTF).

Compartir

Deja un comentario