Nuevo ‘Mercado de Motores’, este fin de semana en la nave de Pacífico

0
553

motores
Foto: ZonaRetiro

L. Torres.- Como viene ocurriendo un fin de semana al mes desde noviembre de 2012, la Nave de Motores de Metro de Pacífico, ubicada en el número 49 de la calle de Valderribas, en Retiro, acogerá el próximo sábado 1 y domingo 2 de junio una nueva edición del ‘Mercado de Motores y Particulares’ que ya se ha hecho famoso en este histórico edificio industrial de 1923 restaurado y convertido en museo.

Durante toda la mañana y la tarde del sábado y el domingo, tanto el edificio y el motor lo alberga -recientemente declarado Bien de Interés Cultural– como los jardines que lo rodean acogerán un mercadillo retro, donde se venderán bicicletas antiguas y otros elementos de almoneda, además de objetos de segunda mano y ropa, entre otras ofertas.

Una selección de creadores, diseñadores, arquitectos y modistos españoles mostrarán a los visitantes cómo trabajan y qué ideas venden, sin intermediarios. Y no faltará la oferta gastronómica: desde sushi a la carta hecho en el momento, hasta hamburguesas o pinchos de tortilla de Madrid, pasando por ibéricos.

Habrá música en directo, talleres de pajaritas de papel para niños y los perros serán bienvenidos. Y, como en anteriores ocasiones, la entrada será libre y gratuita.

Bien de Interés Cultural

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó el pasado 11 de abril la declaración de Bien de Interés Cultural de la Nave de Motores de Metro de Madrid, ubicada desde 1923 en el barrio de Pacífico del distrito de Retiro, otorgando así la máxima protección que contempla la legislación sobre patrimonio histórico a esta sala, que funcionó hasta 1972 y que está restaurada y puede visitarse gratuitamente los viernes, sábados y domingos entre las 10.00 y las 14.00 horas, aunque no se celebre el ‘Mercado de Motores’.

motores 2
Foto: ZonaRetiro

Su valor testimonial, tecnológico y artístico han sido vitales para la obtención de este reconocimiento. Es una de las joyas del patrimonio industrial regional y se ha mantenido prácticamente intacta.

La nave, completamente restaurada, se ha convertido desde su restauración en marzo de 2008 en uno de los lugares más emblemáticos de la Comunidad para conocer una parte esencial del patrimonio industrial de la región madrileña, ya que se encuentra prácticamente tal cual se construyó en 1923. 

Situada en las instalaciones de la sede social de Metro de Madrid, junto a la Calle Cavanilles, la Nave de Motores conforma, junto a la restaurada estación de Metro de Chamberí, el centro de interpretación de Metro (Anden 0), en el que se muestra la historia del suburbano y la importancia del transporte como motor de la economía y el cambio social en la región. De esta manera, se acerca a los ciudadanos los avances de la ingeniería civil, el progreso tecnológico y la arquitectura en una nave cuyo valor testimonial, tecnológico y artístico han sido vitales para su declaración como Bien de Interés Cultural.

La nave se terminó de construir en 1923 con el fin de solventar las posibles insuficiencias de suministro eléctrico y prestar un mejor servicio a la red de Metro. Se trata de una central que podía transformar la corriente eléctrica suministrada por las compañías y generar su propia energía mediante la utilización de tres grandes motores diesel, de 1.500 cv cada uno, adquiridos en Alemania. También llegó a proporcionar energía al resto de las subestaciones de Metro, a la misma ciudad de Madrid y, en 1925, a las propias compañías eléctricas. Además, durante la Guerra Civil suministró electricidad para el uso de la población de Madrid.

El proyecto de la instalación de la maquinaria corrió por aquel entonces a cargo de los ingenieros José María y Manuel Otamendi. Antonio Palacios, fue, como en otras muchas instalaciones de la red de Metro de Madrid, el autor del proyecto arquitectónico, extendiendo el uso de azulejos (hoy restaurados y perfectamente visibles en la nave) a los edificios auxiliares de Metro como imagen de la compañía.

En 1923, año en que se terminó la construcción de la Nave de Motores, se completó también la construcción de la primera línea de Metro, que comprendía 14 estaciones entre Cuatro Caminos y Puente de Vallecas, de casi 8 kilómetros de longitud.

El 14 de junio de 1924 Alfonso XIII inauguró oficialmente la sala, justo después de inaugurar la nueva estación de Ventas, de la Línea 2. Muchos años después, la creciente regularidad del suministro eléctrico motivó el cese de la producción de energía y en 1972 la Nave de Motores quedó definitivamente fuera de servicio.

Rehabilitación 30 años después de su cierre más de 30 años después del cierre, el Ayuntamiento de Madrid y Metro de Madrid acordaron en 2005 la apertura y el acceso público de dos espacios totalmente singulares para la historia de la ciudad: la Estación de Chamberí y la Sala de Motores.

Los trabajos de restauración de la Nave de Motores, según el proyecto del arquitecto Carlos Puente, consistieron en la recuperación del aspecto original del edificio, así como la limpieza y restauración de la maquinaria y elementos muebles y la creación de un espacio de acogida para el público.

— · —



Compartir

Deja un comentario